Últimas 15minutos

FDA desaconseja el uso de hidroxicloroquina fuera del hospital

No hay suficiente evidencia que respalde sus beneficios y los efectos secundarios pueden suponer un peligro

"Recomendamos a los profesionales sanitarios tomar decisiones para pacientes individuales y seguir de cerca y supervisar a estos pacientes para ayudar a mitigar estos riesgos", expuso la FDA (EFE/EPA/Lukasz Gagulski)

15 minutos. La gubernamental Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos (EEUU) recomendó este viernes no emplear la hidroxicloroquina y cloroquina como tratamientos para COVID-19 sin supervisión médica en un hospital. La razón: los riesgos que comportan sus efectos adversos.

"Mientras están en marcha ensayos clínicos para determinar la seguridad y efectividad de estos medicamentos para COVID-19, hay efectos secundarios conocidos para estas medicinas que deberían ser considerados". Así lo explicó el regulador estadounidense en su página web.

"Recomendamos a los profesionales sanitarios tomar decisiones para pacientes individuales y seguir de cerca y supervisar a estos pacientes para ayudar a mitigar estos riesgos", expuso la FDA. A principios de mes, el organismo aprobó de urgencia un plan para distribuir millones de dosis de ambos medicamentos empleados para tratar la malaria y que ahora se usan en pacientes graves de COVID-19.

Sin embargo, de momento no hay suficiente evidencia que respalde sus beneficios. De hecho, algunos expertos se mostraron preocupados, ya que a falta de estudios concluyentes, creen que los efectos secundarios pueden suponer un peligro. En particular, si se extiende su uso, especialmente a personas con cardiopatías o que toman medicinas que reducen el ritmo cardíaco.

Nuevos avances científicos desmienten sus beneficios

La FDA decidió incidir en los riesgos que comportan los tratamientos con hidroxicloroquina y cloroquina para ciertos pacientes. Lo hizo después de que esta semana, un estudio financiado por la Universidad de Virginia (UVA) concluyera que la hidroxicloroquina no reporta grandes beneficios. Además, la mayoría de los pacientes a los que se les administró murió.

"Es importante que los trabajadores sanitarios sean conscientes de los riesgos serios, potenciales y que amenazan la vida para el ritmo cardíaco que pueden ocurrir con estos medicamentos y que se especifican en el prospecto", advirtió la FDA.

Desde marzo, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha hecho públicamente una defensa del uso de la hidroxicloroquina para tratar el coronavirus SARS-CoV-2. Esto, pese a la falta de estudios concluyentes.

No obstante, cesó paulatinamente en su empeño de publicitar su uso contra la COVID-19. Especialmente, desde la publicación del trabajo financiado por la UVA.

Ver más