Últimas 15minutos

Tras 70 años, el Vaticano y China renuevan su acuerdo para nombrar obispos

Señalaron que "ya no habrá ordenaciones ilegítimas"

Según un comunicado, se acordó "prorrogar por otros dos años "la fase de aplicación experimental" del acuerdo "estipulado en Pekín el 22 de septiembre de 2018" (EFE/Angelo Carconi)

15 minutos. El Vaticano reivindicó su acuerdo con China para sistematizar el nombramiento conjunto de los obispos, un paso que motiva a pensar en el restablecimiento de los nexos diplomáticos entre ambos Estados que llevan rotos casi 70 años.

"Ahora por primera vez en muchos decenios, todos los obispos de China están en comunión con el obispo de Roma, y gracias a la implementación del acuerdo, no habrá más ordenaciones ilegítimas", explicaron en una editorial publicada en el diario L'Osservatore Romano.

Sin embargo, visualizan "un camino largo y no exento de dificultades".

Este acuerdo, vigente desde 2018, permitirá que los católicos chinos tengan obispos reconocidos por su país que comulguen con el Papa y respeten su autoridad.

El documento provisional pretende "sostener y promover el anuncio del Evangelio en esas tierras, reconstituyendo la plena y visible unidad de la Iglesia". Inspirado en motivos de naturaleza "fundamentalmente eclesiológica y pastoral".

Niegan haber tratado "todas las cuestiones abiertas o las que suscitan algún tipo de preocupación para la Iglesia". Matizando, sin embargo, que la nominación episcopal es un "tema decisivo e imprescindible" para garantizar "la vida ordinaria de la Iglesia en China".

Según un comunicado, se acordó "prorrogar por otros 2 años "la fase de aplicación experimental" del acuerdo "estipulado en Pekín el 22 de septiembre de 2018".

Nombramiento de 2 obispos en China

El Vaticano señaló que nombró a 2 nuevos obispos: Monseñor Antonio Yao Shun, de Jining (en la región autónoma de Mongolia Interior); y Monseñor Stefano Xu Hongwei, en Hanzhong (Provincia de Shaanxi).

"Estadísticamente puede no parecer un gran resultado, pero representa un buen inicio con la esperanza de alcanzar progresivamente otras metas positivas", matizaron.

El Vaticano apuntó que su "objetivo pastoral" radica en "ayudar a los católicos chinos", al tiempo que ofrece señales de "reconciliación", "colaboración" y "unidad".

Ha reconocido la existencia de "situaciones de gran sufrimiento" que el Vaticano "conoce" y "tiene en cuenta". Además, dijo que trata de "pilotar" al Gobierno chino "favoreciendo un ejercicio más fructífero de la libertad religiosa".

El nombramiento de los obispos en China ha motivado roces diplomáticos recurrentes.

Ver más