Últimas 15minutos

Museveni repetirá como presidente de Uganda tras ganar las elecciones con un 58,64 % de los votos

El candidato de la Plataforma de Unidad Nacional y popular líder opositor, Robert Kyagulanyi, más conocido como Bobi Wine, obtuvo el 34,83 % de los sufragios

Museveni (76 años), en el poder desde 1986 y líder del oficialista Movimiento de Resistencia Nacional (NRM), buscaba su sexta reelección. Se impuso con esta victoria a otros 10 candidatos (EFE/EPA/Daniel Urungu)

15 minutos. El actual jefe de Estado de Uganda, Yoweri Museveni, resultó vencedor de las elecciones presidenciales celebradas este jueves con un 58,64 % de los votos, según los resultados anunciados este sábado por la Comisión Electoral.

En segundo lugar, el candidato de la Plataforma de Unidad Nacional (NUP) y popular líder opositor, Robert Kyagulanyi, más conocido como Bobi Wine, obtuvo el 34,83 % de los sufragios. Estos resultados los rechazó el mismo viernes, al considerarlos fruto del "peor fraude electoral de la historia del país".

Museveni (76 años), en el poder desde 1986 y líder del oficialista Movimiento de Resistencia Nacional (NRM), buscaba su sexta reelección. Se impuso con esta victoria a otros 10 candidatos.

Las elecciones en Uganda tuvieron lugar el 14 de enero en un ambiente tranquilo pero intimidatorio. Las calles de Kampala, la capital, y sus alrededores estuvieron custodiadas por vehículos blindados. También hubo escasos observadores y el acceso a Internet fue bloqueado en todo el territorio.

¿Fraude?

En una rueda de prensa el viernes por la mañana, Wine insistió en que los ugandeses habían votado "de forma masiva para cambiar una dictadura por una democracia". Asimismo, dijo que luchará por "la voluntad del pueblo" a través de todas las vías legales posibles, incluida la protesta.

Por su parte, el presidente de la Comisión Electoral, Simon Byabakama, rechazó las acusaciones de fraude de Wine. Además, le pidió que mostrara pruebas, a lo que el opositor respondió que lo hará cuando se restablezca Internet.

El viernes por la tarde, cuando tenía previsto dirigirse por segunda vez en el día a los periodistas para explicar sus próximas iniciativas, decenas de militares rodearon la casa de Wine.

La presencia militar en su domicilio se mantiene hasta el momento. Incluso, se ha impedido a la prensa y a miembros de su partido acceder a él tras un segundo intento de hacer declaraciones públicas.

Wine no se encuentra bajo arresto, según dijo este sábado el portavoz de la Policía de Uganda, Fred Enanga. Los militares que custodian su casa se encuentran allí "por la propia seguridad del candidato".

Igualmente, uno de los portavoces del Ejército, coronel Deo Akiiki, declaró que, debido al estatus especial de Wine como candidato presidencial, deben reforzar su seguridad.

"Las peores elecciones en mucho tiempo" en Uganda

"Si no dejamos pasar a alguna persona para entrar a la casa de Bobi Wine es por su propia seguridad y la seguridad de las personas que rodean al candidato presidencial", señaló Akiiki.

Consultado este sábado por EFE, Nicholas Opiyo, reconocido defensor de los derechos humanos ugandés y arrestado en varias ocasiones por sus críticas al régimen, consideró que "estas elecciones no han sido ni libres ni justas". Esto, debido a los cientos de arrestos de partidarios de la oposición, la violencia contra los periodistas mientras hacían su trabajo y la alta presencia militar y policial en las calles.

Todo esto "hace que, en mi opinión, estas sean las peores elecciones que Uganda ha visto en mucho tiempo", dijo Opiyo.

"Incluso, si el día de las elecciones no hubo grandes brotes de violencia ni graves altercados con la Policía, la brutal presencia militar y policial no es un símbolo de unas elecciones libres". Al contrario, "de la presión por parte del Estado", añadió el activista.

Ya los comicios de 2016 -en los que Museveni fue reelegido con un 60,7 % de los votos- fueron calificados de fraudulentos por la oposición. Observadores tanto de la Unión Europea (UE) como de la Commonwealth y la Unión Africana (AU) denunciaron irregularidades y un clima de intimidación hacia los votantes.

Museveni lidera zonas rurales

Según los resultados anunciados por la Comisión Electoral, Wine resultó vencedor en las zonas urbanas en el centro de Uganda, cerca de Kampala. Entretanto, Museveni obtuvo la mayoría de los votos en las zonas rurales.

En Karamoja, región al noreste del país y la más pobre de Uganda, el presidente Museveni ganó en las zonas rurales con el 80 % e incluso más del 90 % de los votos.

Según una periodista local de esta región, que pidió el anonimato por su seguridad, esta tendencia se explica porque muchas personas en las zonas rurales de Karamoja no conocen a Wine. "La policía y los militares impidieron que hiciera su campaña electoral en esta región, por lo tanto votaron a los candidatos que conocían".

Además, "muchas personas me han dicho que políticos locales del partido gobernante les aseguraron que si no votaban a Museveni podría comenzar una nueva guerra, así que muchas personas le han votado por miedo a esa guerra", explicó la periodista.

Wine, de 38 años, comenzó su carrera política en 2017. Pronto se convirtió en una de las voces más críticas con el Gobierno con un discurso revolucionario.

Wine ha sido detenido en múltiples ocasiones. El pasado mes de noviembre, los cuerpos de seguridad mataron al menos a 54 personas tras usar munición real para dispersar a cientos de ugandeses. En diferentes puntos del país, protestaron en las calles contra un nuevo arresto del opositor.

Por su parte, Museveni no duda en calificar a Wine y a sus simpatizantes como "agentes del caos" a los que es necesario combatir.

Ver más