Últimas 15minutos

Media Luna kurda acusan a proturcos de matar 3 enfermeros

Los cadáveres de los tres enfermeros, dos de ellos mujeres, fueron encontrados en el sistema de alcantarillado Suluk

Unidades del ejército Árabe Sirio en Manbej (Archivo/EFE)

15 minutos. La Media Luna Roja kurda acusó este viernes a los rebeldes proturcos que luchan contra los kurdosirios en el norte de Siria de haber matado a tres enfermeros.

"Los miembros del equipo sanitario de una ambulancia de la Administración kurdosiria que estaba trabajando en la ciudad de Suluk, fueron asesinados por los rebeldes respaldados por Turquía". Así lo reveló la Media Luna kurda en su informe diario.

Suluk fue una de las primeras ciudades capturadas por los rebeldes sirios, contrarios al Gobierno del presidente Bachar al Asad y que luchan en el terreno contra las milicias kurdosirias desde el inicio de la ofensiva lanzada el pasado 9 de octubre por Turquía.

Los cadáveres de los tres enfermeros, dos de ellos mujeres, fueron encontrados en el sistema de alcantarillado de la urbe, cercana a la ciudad de Tal Abiad.

Esta última población se encuentra en uno de los extremos que marca la denominada "zona de seguridad" que Ankara aspira establecer en el norte de Siria.

Violación a leyes internacionales

La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos señaló el pasado al Gobierno turco y sus aliados porque podrían haber cometido graves violaciones de las leyes internacionales si se prueba su responsabilidad en ejecuciones sumarias de soldados cautivos y de una líder política kurda en el noreste sirio.

Las milicias kurdosirias han abandonado la franja fronteriza turco-siria. Esto en virtud de un acuerdo alcanzado días antes por Washington y Ankara.

Los kurdos fueron advertidos de que las operaciones militares se reanudarían si no se retiraban de la franja fronteriza.

Antes de expirar la tregua, Rusia, aliada del Gobierno sirio de Bachar al Asad, y Turquía, valedora de la oposición siria, pactaron los términos de una zona de seguridad.

Esta quedó establecida en el norte del país, en donde patrullarán unidades rusas y turcas.

Además, se pactó un alto el fuego "permanente" en la zona y que aún continúa, tal y como anunció el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La denominada "zona de seguridad" es una franja de unos 30 kilómetros de ancho por 480 kilómetros de largo en el norte de Siria. Allí, Turquía aspira ubicar a unos dos millones de refugiados árabes sirios, algo que los kurdos consideran una "limpieza étnica".

Más Vistas

Ver más

Más Compartidas