Últimas 15minutos

Ban Ki-moon: “No hay vacuna contra el cambio climático”

El diplomático se mostró encantado del regreso de EEUU al acuerdo de París

Ban Ki-Moon alertó que "las medidas que aumentarán las emisiones de carbono superan en número a las iniciativas verdes” (EFE/EPA/Sem Van Der Wal)

15 minutos. El exsecretario general de la ONU, Ban Ki-moon, recordó este viernes que “no hay una vacuna para arreglar el cambio climático” y alertó de que este fenómeno está “ocurriendo ahora y de forma mucho más rápida”, por lo que hay que anteponer políticas de “adaptación” y “mitigación” contra el calentamiento global.

El diplomático participó en un acto previo a la Cumbre de Adaptación al Clima (CAS), que organiza Países Bajos el 25 de enero. En ese marco consideró que esta conferencia “no podría haber llegado en un momento más adecuado” que la lucha global para frenar la pandemia.

“Esta cumbre representa una oportunidad para reflexionar sobre cómo comunidades y países alrededor del mundo pueden recuperarse de esta crisis mejor, más fuerte y de forma conjunta. En este contexto, esta cumbre es increíblemente importante”, añadió.

Ban Ki-moon se refirió al acuerdo climático firmado en 2015 en París. Subrayó sentirse “orgulloso de haber sido uno de los líderes mundiales que en ese momento estaban unidos por el futuro de la humanidad y el planeta Tierra”. Además, señaló estar “encantado” de que el nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, se haya vuelto a unir al acuerdo. Esto supone -añadió- un “momento histórico” para la lucha climática.

Sequías y olas de calor

“En los últimos cinco años, ese acuerdo ha remodelado fundamentalmente el panorama de cómo abordamos la crisis climática global catalizando acciones sin precedentes por parte de gobiernos, empresas, inversores, ciudades y ciudadanos. Pero tenemos que hacer más: 2020 fue un año de olas de calor, sequías intensas e incendios forestales”, dijo.

Para él, los próximos siglos estarán “definidos por cuán verde es la recuperación”. Dijo estar profundamente preocupado por lo que encontró en la revisión de los planes de estímulo nacionales. Alertó que "las medidas que aumentarán las emisiones de carbono superan en número a las iniciativas verdes”.

Ban Ki-moon asegura que la pandemia, además de una amenaza a la salud pública, puede ser una oportunidad para aplicar la agenda de adaptación. El tema “nunca había sido tan importante porque el cambio climático está teniendo lugar ahora y está pasando mucho más rápido de lo que podemos sentir o creer”.

Además, instó a invertir más en la adaptación. Asegura que “construir resiliencia al impacto climático no es algo bonito, "es un deber para vivir en un mundo sostenible”.

La cumbre virtual

La CAS no es una cumbre de la ONU, aunque cuente con su respaldo. "Cuando salgamos de la crisis sanitaria y de la crisis económica asociada a la pandemia, necesitamos prepararnos para la crisis del mañana, de la que la emergencia climática es una parte esencial”, añadió Patrick Verkooijen, director del Centro Global de Adaptación (GCA).

La adaptación a un clima en constante cambio es “un reto” que se consigue con el “esfuerzo de todas las sociedades”, añadió Verkooijen. Asimismo, instó a los países a no cometer “el error de volver a la vieja situación (anterior a la pandemia), que nos condujo a la crisis de hoy". Por el contrario los llamó a construir "a partir de esta crisis hacia delante, mejor y de forma más inclusiva”.

Además, lamentó que “por primera vez en muchos años, la financiación de la adaptación al clima corre el riesgo de reducirse en un digito”. Al respecto, agregó que a medida que los gobiernos invierten miles de millones de dólares para recuperarse de la pandemia, “hay una oportunidad única de construir un futuro climático inteligente y resiliente, integrando la adaptación al clima en la próxima ronda de estímulos fiscales y planes de recuperación”.

Cambio climático

Por su parte, Ban Ki-moon señaló que, durante la CAS, los líderes mundiales volverán “a estar unidos en el multilateralismo e intentando abordar los retos”, incluido el cambio climático, los objetivos del desarrollo sostenible y la lucha contra la pandemia de COVID-19.

“Todos estos retos necesitan soluciones globales basadas en asociaciones globales, no hay ni un solo país en este mundo, por muy poderoso o rico que sea, que pueda hacerlo solo”, advirtió. Señaló en varias ocasiones la retirada estadounidense del Acuerdo de París, una decisión que tomó de forma unilateral el expresidente Donald Trump.

Además, aseguró “apreciar mucho” la labor de la Unión Europea (UE) en este sentido. Sostuvo que el bloque estuvo “intentando liderar la campaña durante la ausencia estadounidense” estos últimos años.

Para el exsecretario general de la ONU, este es el momento de “acelerar el proceso de implementación” de ese acuerdo y de “movilizar el apoyo financiero, en especial para los países en desarrollo que no tienen grandes recursos ni capacidad”.

Alertó que “es moralmente erróneo que esos países, que son los que menos contribuirán al cambio climático, tengan que hacer frente a sus peores consecuencias”.

Ver más