Últimas 15minutos

AT&T cierra su negocio de televisión DIRECTV en Venezuela

Las sanciones de Estados Unidos han prohibido la transmisión de los canales de Globovisión y PDVSA, los cuales se requieren bajo la licencia de la empresa

El pasado 1 de mayo, la empresa había asegurado la continuidad de sus operaciones en Venezuela (Mike Denman/Pixabay)

15 minutos. El gigante de las telecomunicaciones estadounidense AT&T anunció este martes el cierre de su negocio de televisión DIRECTV en Venezuela. La razón: no poder cumplir simultáneamente los requisitos del régimen de Nicolás Maduro y las sanciones impuestas por Washington al país latinoamericano.

"Las sanciones del Gobierno de Estados Unidos a Venezuela han prohibido la transmisión de los canales de Globovisión y PDVSA, los cuales se requieren bajo la licencia de DIRECTV para proporcionar el servicio de televisión de pago en Venezuela". Así lo señaló en un comunicado la compañía con sede en Dallas (Texas).

Como consecuencia, la empresa señala que le resulta "imposible para la unidad de DIRECTV de AT&T cumplir con los requisitos legales de ambos países. AT&T se vio obligado a cerrar sus operaciones de TV paga en Venezuela, una decisión que tomó el equipo de liderazgo de la compañía en los Estados Unidos sin ninguna participación o conocimiento previo del equipo de DIRECTV en Venezuela".

Según AT&T, la decisión -que tiene efecto inmediato- fue tomada por la directiva del grupo en EEUU y en ella no tuvo participación o conocimiento previo el equipo de DIRECTV en Venezuela.

Sanciones

Washington ha impuesto en los últimos años numerosas sanciones contra el Ejecutivo de Maduro, al que considera ilegítimo. El pasado enero, anunció que iba a bloquear permanentemente las operaciones en el país de la televisión Globovisión, a la que la oposición venezolana acusa de servir como una herramienta del Gobierno.

La Justicia estadounidense acusó en noviembre de 2018 al dueño y presidente del canal, Raúl Gorrín, de sobornos y blanqueo de dólares en una trama multimillonaria.

Gorrín es considerado prófugo por la Justicia estadounidense. Desde noviembre de 2019, forma parte de la lista de los más buscados por corrupción.

Su canal es uno de los que DIRECTV estaba obligada a emitir bajo su licencia para operar en Venezuela. Esto, según AT&T, choca con las sanciones de EEUU. Además, impide continuar con las operaciones.

AT&T es uno de los mayores conglomerados de telecomunicaciones y medios en EEUU. Además de sus grandes negocios de telefonía e internet, es propietaria, entre otros, de WarnerMedia, que abarca desde CNN hasta Warner Bros o HBO.

Contradicciones

El pasado 1 de mayo, la empresa había asegurado la continuidad de sus operaciones en Venezuela, reportó el portal Descifrado.

En un comunicado, DIRECTV informó que mantenía las medidas en pro de sus suscriptores. De hecho, extendía hasta el 20 de mayo (mañana miércoles) el descuento del 50 % en películas destacadas PPV y el acceso, sin costo adicional, a su plan de programación más completo. Asimismo, ofrecía la habilitación del canal Escuela Plus (804) con contenido educativo.

Héctor Rivero, gerente general de DIRECTV Venezuela, ratificó en ese momento su compromiso. “Tenemos una premisa clara y es mantener nuestra señal activa y esto es posible gracias al apoyo de nuestros colaboradores quienes trabajan con mística, y optimismo, entregando siempre mucho más”.

Más Vistas

Ver más