Últimas 15minutos

HRW: EEUU expande la COVID-19 con deportaciones

La organización aseguró que los inmigrantes no tienen acceso a medidas preventivas como mascarillas e incluso en algunos casos son obligados a pagar por el jabón

EEUU llegó a 1.856.118 contagiados y más de 107.281 fallecidos por la COVID-19 (EFE)

15 minutos. La organización Human Rights Watch (HRW) pidió este jueves al Gobierno de Estados Unidos (EEUU) parar durante la pandemia las deportaciones de inmigrantes detenidos para evitar que el virus se disemine aún más.

"El Gobierno de EEUU debería imponer inmediatamente una moratoria en las deportaciones durante la pandemia del COVID-19 para evitar contribuir a la expansión global del virus", expuso la entidad en un comunicado.

HRW denuncia que mientras el país norteamericano es el que registra el mayor número de infectados por coronavirus de todo el mundo, mantiene a múltiples inmigrantes encerrados en los centros del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Apuntaron, además, que en ese lugar es imposible mantener la distancia social y el acceso a medios sanitarios y de higiene.

"Sin importar los brotes"

Las autoridades de HRW aseguraron que EEUU continua deportando a personas que permanecieron en dichos centros y que podrían ser portadores del virus.

Se presume que la Administración de Donald Trump, entre el 3 de febrero y el 24 de abril, fletó 232 vuelos de deportación a América Latina y el Caribe.

"A pesar de los brotes del COVID-19 en los centros estadounidenses (...) EEUU ha continuado con las deportaciones sin prestar mucha atención a las consecuencias", lamentó Nicole Austin-Hillery, directora del programa en EEUU de HRW.

Agregó que "con estas temerarias deportaciones EEUU está contribuyendo a la expansión de la COVID-19 y poniendo en peligro la salud pública global".

Precaria cuarentena

HRW expone que en estos centros de detención, los inmigrantes no tienen acceso a medidas preventivas como mascarillas e incluso en algunos casos son obligados a pagar por el jabón.

Según datos suministrados por ICE, ya se detectaron más de 818 casos de COVID-19 entre los internados.

La organización considera por tanto que enviar a sus países de origen a estas personas, es un agravio añadido para ellos y sus comunidades, a las que exponen al virus.

Estados Unidos llegó a 1.856.118 casos confirmados de COVID-19, con 107.281 fallecidos, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Ver más