Últimas 15minutos

No lo ves... pero ahora sí: una técnica casi centenaria hace visible lo invisible

La microscopía de contraste de fase se puede utilizar para producir imágenes de alto contraste de muestras transparentes

El líder del proyecto y físico del Instituto La Trobe de Ciencia Molecular (LIMS), Brian Abbey, dijo que el descubrimiento permite detectar cambios mínimos en la composición o estructura de objetos transparentes o nanodelgados (DPA/EP/La Trobe University)

15 minutos. Científicos australianos descubrieron una nueva forma de analizar células microscópicas, tejidos y otras muestras transparentes, mejorando una técnica de imagen de hace 90 años que visibiliza lo invisible.

Los investigadores de la Universidad de La Trobe lideraron una colaboración de 4 años para hacer "lo invisible visible" mediante el uso de nanomateriales diseñados a medida para mejorar la sensibilidad de la microscopía de contraste de fase. Esta técnica de obtención de imágenes es comúnmente utilizada para estudiar muestras biológicas.

Detección de enfermedades

El descubrimiento, detallado en Nature Photonics, beneficiará a una amplia gama de científicos. Además, tiene el potencial de avanzar en la investigación sobre la comprensión y detección de enfermedades.

El líder del proyecto y físico del Instituto La Trobe de Ciencia Molecular (LIMS), Brian Abbey, dijo que el descubrimiento permite detectar cambios mínimos en la composición o estructura de objetos transparentes o nanodelgados. De esta forma, es posible que sus características y estructuras clave sean visibles cuando se ponen sobre un microscopio.

"Las características que antes eran imposibles de detectar usando técnicas convencionales ahora se pueden obtener con nuestro método de microscopía", informó Abbey. "Ha permitido a nuestros equipos profundizar en la identificación de procesos destructivos tempranos en enfermedades neurodegenerativas, como la esclerosis múltiple".

Imágenes de alto contraste

La microscopía de contraste de fase es una técnica óptica que se puede utilizar para producir imágenes de alto contraste de muestras transparentes. La inventó en 1934 el físico Frits Zernike, ganador del premio Nobel.

"Esta técnica permite a los científicos examinar las células en su estado natural sin haber sido previamente teñidas o etiquetadas. Como resultado, su estructura y función, y tal vez incluso su dinámica, pueden entenderse mejor", acotó Abbey.

"Ahora tenemos las herramientas para manipular la materia a nanoescala. Nuestros nanomateriales diseñados a medida nos permitieron lograr un gran salto adelante en términos de calidad de imagen y contraste, basándose en la fase pionera de trabajo de Zernike en la década de 1930", señaló.

Por su parte, la neurocientífica de La Trobe y coautora del estudio, Jacqueline Orian, dijo que el equipo está trabajando para traducir el estudio. Es decir, para garantizar que los científicos de todo el mundo puedan utilizar su nueva técnica de microscopía para hacer visible lo invisible.

"Una aplicación importante de la técnica sería en la evaluación de fármacos candidatos para promover la reparación de los nervios y sus envolturas protectoras conocidas como mielina", acotó Orian.

Ver más