Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La mayoría de especies marinas está huyendo hacia aguas más frías

La temperatura del agua circundante afecta funciones críticas en la vida marina, como el metabolismo, el crecimiento y la reproducción de los peces

Reubicación de peces: vital para proteger ecosistemas y seguridad alimentaria (DPA/EP/Universidad de Glasgow)

15 minutos. La mayoría de las poblaciones de especies marinas en el mar están respondiendo al calentamiento global reubicándose en aguas más frías más cercanas a los polos norte y sur.

Al analizar la amplitud de los datos mundiales actuales sobre los cambios en los peces marinos en los últimos años, investigadores de la Universidad de Glasgow han revelado cómo las poblaciones de peces en los océanos de la Tierra están respondiendo al aumento de la temperatura del mar.

El último estudio ha identificado que, en respuesta al calentamiento de los océanos, muchas poblaciones de peces marinos se están desplazando hacia los polos de la Tierra o hacia aguas más profundas, todo en un intento por mantenerse frescos.

Calentamiento y especies marinas

Para la vida marina como los peces, la temperatura del agua circundante afecta funciones críticas como el metabolismo, el crecimiento y la reproducción. Además, las especies marinas a menudo tienen un rango de temperatura habitable muy estrecho, lo que hace que incluso las pequeñas diferencias en el agua sean imposibles de manejar. Como resultado, los cambios en la vida marina causados por el calentamiento global han sido hasta siete veces más rápidos que las respuestas de los animales en tierra.

Durante el último siglo, el calentamiento global ha tenido impactos sustanciales en los ecosistemas marinos, con la desaparición total de especies de peces en algunos lugares. En algunos casos, los peces marinos pueden adaptarse y cambiar aspectos de su biología para adaptarse a condiciones más cálidas. En muchos casos, sin embargo, un cambio en el rango geográfico puede ser el único medio de hacer frente al rápido calentamiento.

Reubicación de peces

Dado que se prevé que aumenten los efectos actuales del calentamiento global en los ecosistemas marinos, y que se pronostica que la temperatura del mar seguirá aumentando, nuestra capacidad para predecir la reubicación de los peces será vital para proteger los ecosistemas globales y mantener la seguridad alimentaria.

Este último estudio examinó datos sobre 115 especies que abarcan todas las principales regiones oceánicas, con un total de 595 respuestas de la población de peces marinos al aumento de la temperatura del mar, la primera vez que se realiza un análisis global tan completo.

Carolin Dahms, autora principal del estudio, dijo: “Observamos una tendencia sorprendente [donde] las especies que viven en áreas que se están calentando más rápido también muestran los cambios más rápidos en sus distribuciones geográficas”.

“Es posible que la tasa de calentamiento en algunas regiones sea demasiado rápida para que los peces se adapten, por lo que la reubicación puede ser su mejor estrategia de supervivencia. Al mismo tiempo, vemos que su capacidad para hacerlo también se ve afectada por otros factores, como la pesca, con especies explotadas comercialmente moviéndose más lentamente”.

Consecuencias de reubicación

El profesor Shaun Killen, autor principal del estudio, dijo: “Si bien la reubicación en aguas más frías puede permitir que estas especies persistan a corto plazo, queda por ver cómo estos cambios afectarán las redes alimentarias y los ecosistemas”.

“Si las presas de estas especies no se mueven también, o si estas especies se convierten en una perturbación invasiva en su nueva ubicación, podría haber graves consecuencias en el futuro”.

Además, el estudio encontró que la forma en que medimos e informamos estas respuestas climáticas también es importante. Si bien la literatura actual está sesgada hacia las especies comercialmente importantes del norte, en el futuro se necesitarán más investigaciones de algunos de los ecosistemas que cambian más rápidamente, como en el Sur Global, para mejorar nuestra comprensión de cómo cambiarán nuestros océanos.

Más vistas