Últimas 15minutos

La Luna también sufre de "fake news"

El presunto influjo del único satélite natural de la Tierra sobre nuestro cuerpo, mente y emociones es una de las creencias más arraigadas del saber popular

Luna llena fotografiada por un miembro de la tripulación de la Expedición 10 en la Estación Espacial Internacional (NASA/JSC)

15 minutos. ¿Aumenta la cantidad de partos durante la Luna llena? ¿La menstruación está sincronizada con las fases lunares? ¿Hay alguna relación entre el satélite terrestre y los brotes psicóticos, homicidios, suicidios, el sonambulismo o la epilepsia?

El investigador y divulgador Jordi Pereyra, director del multipremiado blog y canal de YouTube de divulgación científica Ciencia de Sofá, echó un vistazo “a los datos puros y duros para ver si esos efectos, que el saber popular atribuye a la Luna, realmente existen”.

Pereyra, graduado en Ingeniería Mecánica, ha dedicado uno de los capítulos de su último libro, Respuestas sorprendentes a preguntas cotidianas, a desvelar si es cierto que la Luna nos afecta tanto como se dice.

“Cuando escribí este capítulo no encontré ni una sola creencia popular sobre la Luna que tenga una base científica. Es posible que se me pasara por alto alguna que desconozco. Pero todas aquellas sobre las que me he documentado son mitos que no se ajustan a lo que ocurre en la realidad”. Así lo señala Pereyra.

Los partos y la Luna llena

“La supuesta influencia de la Luna llena sobre los partos se puede verificar con facilidad. Basta con recopilar las fechas de los partos de un período, contar cuantos bebés nacieron cada día y comprobar si hubo un pico de nacimientos". Eso sí, "cada vez que el satélite terrestre estaba en una fase concreta”, explica.

La Luna también sufre de "fake news"
Una superluna se eleva detrás del Monumento a Washington, en junio de 2013 (NASA HQ/Bill Ingalls)

“El estudio a mayor escala que se ha hecho para analizar esta cuestión se fijó en las fechas de nacimiento de 70 millones de personas en un lapso de veinte años". Como resultado, "no había ninguna diferencia significativa en el número de partos que se producen a lo largo de cada fase del ciclo lunar”, indica el divulgador.

Fases lunares y ciclos menstruales

Otra creencia bastante popular es que la menstruación se suele sincronizar con los ciclos lunares. “Pero en realidad se trata de una ilusión estadística”, según Pereyra.

“La mayor investigación que se ha hecho en este campo, y que consistió en analizar los ciclos menstruales de 7,5 millones de mujeres y compararlos con las fases lunares basándose en los datos generados por la ‘app’ informática Clue (un calendario de la ovulación y el período menstrual), no encontró ninguna relación entre ambos fenómenos”, afirma.

“Una persona cuyo ciclo menstrual comience el día de Luna llena, el de Luna nueva o los tres días anteriores o posteriores a estas fases, podría considerar que los dos fenómenos está relacionados. Pero esos catorce días representan casi la mitad de los 29,5 días que dura el ciclo lunar". Por ende, "la probabilidad de que ambos fenómenos coincidan es del 50 %”, asevera.

“O sea que la mitad de las mujeres pueden tener la impresión de que su ciclo menstrual y las fases lunares están sincronizados”, dice contundente.

Luna de sangre y locura

La Luna también sufre de "fake news"
Mapa de la fuerza gravitacional lunar la cual varía con su relieve (fNASA Goddard)

Tradicionalmente, a la Luna llena también se la ha culpado de supuestos aumentos en los episodios psicóticos, homicidios, suicidios, el sonambulismo o la epilepsia. No obstante, “existe un estupendo metaanálisis de 1985, destinado a comprobar esos supuestos efectos de la Luna en el comportamiento humano”, dice el especialista.

“Esta revisión de 37 estudios previos (más tarde se recopilaron otro 23) demostró que esas supuestas correlaciones desaparecían cuando se volvieron analizar los estudios que arrojaban correlaciones entre las fases lunares y el comportamiento de las personas, subsanando errores estadísticos y utilizando métodos estadísticos adecuados”, indica.

“Los autores de este metaanálisis no lograron encontrar ninguna evidencia de que las fases de la Luna estuvieran relacionadas con alteraciones en el comportamiento”, según Pereyra.

Accidentes de motos y sueños alterados

En un estudio efectuado con datos de Estados Unidos (EEUU) entre 1975 y 2014, se notó que de los 13.029 accidentes mortales de moto registrados en 1.482 noches diferentes, en periodo de Luna llena se produjeron un 5% más que la media del resto de los días. Se encontró esa misma tendencia en Reino Unido, Australia y Canadá.

“Pero sus autores admiten que no fueron capaces de obtener datos de las condiciones climatológicas, la cobertura de nubes en el cielo, la velocidad de los motoristas u otros factores que podrían haber influido en el trágico desenlace”, indica Pereyra.

Según el divulgador, en 2013 apareció otro estudio, que fue realizado en una habitación cerrada y midiendo la actividad cerebral de sus participantes sin que supieran los motivos de la investigación. Se argumentó que la Luna llena hace que durmamos menos tiempo y peor.

“Pero sus autores reconocieron que únicamente participaron en su estudio 33 personas. Y el sueño de cada una de ellas solo se vigiló durante dos noches, en lugar de todas las noches de un ciclo lunar completo”, afirma.

“No se trata de llevar la contraria al saber popular, sino de conclusiones que se han alcanzado analizando los datos crudos. Y reconociendo los potenciales fallos o limitaciones de las investigaciones anteriores. También teniendo en cuenta la necesidad de efectuar estudios más amplios y controlados, para detectar posibles correlaciones basadas en una evidencia científica sólida”, concluye Pereyra.

Ver más