Últimas 15minutos

Kaspersky desarrolla un anillo que protege datos biométricos de las personas

Este dispositivo funciona como una extensión de la identidad digital de una persona

El usuario puede utilizar este anillo para desbloquear su teléfono (EP/DPA)

15 minutos. La compañía de ciberseguridad Kaspersky se asoció con el diseñador de accesorios 3D Benjamin Waye para desarrollar un anillo que funciona como extensión de la identidad digital del usuario, para proteger los datos biométricos de cada persona.

Los datos biométricos son una serie de parámetros físicos únicos de cada persona -como las huellas dactilares, los rasgos faciales o el iris- que sirven para poder comprobar su identidad.

Actualmente el cuerpo humano se convirtió en un método de autenticación digital, imponiéndose a las contraseñas y los pines numéricos. Sin embargo el problema de este tipo de datos es que si se ven comprometidos se pierden para siempre y no se pueden restablecer.

El uso generalizado de datos biométricos implica que se almacenen en numerosos lugares en distintas condiciones. A diferencia de las contraseñas, si los datos biométricos se ven comprometidos se pierden para siempre y no se pueden restablecer, como sí ocurre con una contraseña.

"Este no es solo un problema teórico", como apuntan desde la compañía de ciberseguridad. Casos como el hackeo a la Oficina de Gestión de Personal (OPM) de Estados Unidos en 2015, que filtró 5,6 millones de huellas dactilares, o más recientemente el fallo de seguridad de el software de identificación biométrica BioStar 2. Expuso un millón de huellas dactilares de una base de datos de acceso público empleada por la policía de Reino Unido, contratistas militares y bancos.

Amenazas

Además, en una revisión reciente hecha por la compañía a los sistemas que procesan y almacenan los datos biométricos. Se descubrieron varias amenazas que intentaban infectar los sistemas TI, (incluyendo troyanos de acceso remoto, ransomware, troyanos bancarios, etc.).

Por este motivo, Kaspersky se asoció con el diseñador de accesorios 3D Benjamin Waye y la agencia Archetype para diseñar un anillo con un patrón de huellas dactilares artificiales válido para la autenticación digital.

Ciberataque

El usuario puede utilizar este anillo para desbloquear su teléfono o abrir sesión en alguna aplicación sin tener que preocuparse de que roben sus datos biométricos. A diferencia de la huella dactilar real, esta se puede cambiar y reajustar. Además el anillo se puede reemplazar por un nuevo patrón artificial en el caso de un ciberataque.

Desde Kaspersky creen que todavía queda mucho trabajo para garantizar la protección de la identidad única. Para ello las compañías deberían de empezar a crear sistemas basados en la ciberinmunidad. Es decir, en sistemas que sean seguros desde el principio y que no incluyan la seguridad como un complemento.

Más Vistas

Ver más

Más Compartidas