Últimas 15minutos

Un muerto y 60 heridos en ataque cerca de base estadounidense en Afganistán

Aún se desconoce la autoría de la explosión, que fue ocasionada por un coche bomba cargado de explosivos

15 minutos. Una mujer murió y otros 60 civiles resultaron heridos este miércoles en un ataque con al menos un vehículo cargado de explosivos cerca de la base militar estadounidense de Bagram, la mayor del país en Afganistán.

"La explosión fue muy fuerte. Destruyó y dañó varias casas de gente humilde en aldeas cercanas. Alrededor de 60 civiles, incluidos mujeres y niños, resultaron heridos y evacuados a distintos hospitales. Una mujer murió", afirmó el gobernador del distrito de Bagram, Shukoor Qudusi.

Varias explosiones

Según el gobernador, "tras la primera gran explosión, se produjeron dos más, relativamente pequeñas". Agregó que en uno de los vehículos de los atacantes, interceptado por las fuerzas de seguridad, solo encontraron equipamiento militar.

El ataque a la base de Bagram, situada en la provincia de Parwan, a menos de un centenar de kilómetros al norte de la capital de Afganistán, Kabul, comenzó en torno a las 6:00 hora local (1:30 GMT). Por ahora, las fuerzas de seguridad están todavía tratando de despejar el área.

"El lugar del ataque aún permanece acordonado por las fuerzas extranjeras y el área todavía no ha sido despejada", dijo el portavoz de la policía de Parwan, Saleem Noori. Añadió que están "recopilando detalles sobre daños y víctimas del coche bomba".

La misión de la OTAN en Afganistán también confirmó que no hubo víctimas entre sus tropas. El organismo sostiene que el ataque contra el aeródromo de Bagram, estaba "dirigido contra una instalación médica en construcción destinada a la población local".

"El ataque fue rápidamente contenido y repelido por las Fuerzas de Defensa y Seguridad Afganas (ANDSF) y por los aliados de la Coalición; sin embargo, el futuro centro médico quedó muy dañado". Así lo explicó un portavoz de la misión de la OTAN, que evitó identificarse.

Autoría desconocida

El ataque, cuya autoría aún se desconoce, ocurrió poco después de que talibanes y estadounidenses reanudaran el pasado sábado las conversaciones de paz en Doha (Catar). Las mismas fueron suspendidas abruptamente tres meses atrás por el mandatario Donald Trump, tras un ataque en Kabul en el que murió un soldado de ese país.

Desde el fin de la misión de combate de la OTAN, en enero de 2015, Estados Unidos mantiene un contingente en el marco de la nueva misión aliada de asesoramiento a las tropas afganas y otro en tareas "antiterroristas".

En total, EEUU mantiene en el país asiático cerca de 14.000 soldados desplegados.

Ver más