Últimas 15minutos

Sebastián Kurz arrasa en las elecciones de Austria

El resultado llega sin sorpresas porque las encuestas preveían una clara victoria de Kurz para estas elecciones

Kurz es el político más popular y el que más rechazo genera, el más polarizador (Christian Bruna/EFE)

15 minutos. El conservador Sebastián Kurz tiene 33 años y es el político austríaco más exitoso de su generación, llevó a su Partido Popular (ÖVP), de nuevo, a una arrolladora victoria en las elecciones anticipadas de Austria celebradas este domingo 29 de septiembre.

El Partido Popular (ÖVP) de Kurz obtuvo el 37% de los votos, 15 puntos de ventaja sobre los socialdemócratas (22%) y 11 sobre los ultraderechistas del FPÖ, que se hundieron hasta el 16 %.

Kurz lleva nueve años en el Gobierno, dejó de ser una promesa y un "niño prodigio" para ser el indiscutible referente del centroderecha en Austria y una figura en ascenso en Europa.

Asimismo, el resultado no supone ninguna sorpresa porque las encuestas ya preveían una clara victoria de Kurz en las elecciones de Austria, aunque en este caso el triunfo fue más amplio de lo previsto.

El ÖVP fue el gran beneficiado de la perdida de votos del ultra FPÖ después del escándalo del vídeo de Ibiza, que obligó a dimitir en mayo al vicecanciller y entonces líder ultra Heinz Christian Strache.

En ese vídeo, filmado dos años antes en la isla española de Ibiza, se le veía ofrecer favores políticos a una falsa millonaria rusa a cambio de dinero para su campaña.

Ese escándalo dinamitó la coalición entre conservadores y ultras que gobernó la república alpina 17 meses, y Kurz pasó a ser el canciller con el Gobierno más breve (525 días) y el primero depuesto por una moción de censura desde la II Guerra Mundial.

¿Por qué ganó?

En 2017 Kurz dio un golpe de mano y se hizo con el poder en el Partido Popular, reorganizándolo a su imagen y hasta cambiando los símbolos de la formación.

Kurz dinamitó la coalición con el SPÖ y forzó unas elecciones en las que logró el 31,7%, el mejor resultado del partido en una década.

De hecho, se le achaca su victoria debida, en gran parte, porque asumió muchas de las políticas antimigratorias y el lenguaje de los ultras.

El distanciamiento de Kurz de las posiciones de la canciller alemana Angela Merkel sobre migración y otros asuntos también generaron simpatía entre sectores nacionalistas.

Durante sus 17 meses de Gobierno la coalición que encabezó impulsó políticas de mano dura en temas de extranjería, acompañada con medidas de ahorro y alivio fiscal.

Kurz es, al mismo tiempo, el político más popular y el que más rechazo genera, el más polarizador.

Aclamado por sus seguidores como una estrella que quiere modernizar el país y responder a las preocupaciones de la ciudadanía, sus detractores lo dibujan como alguien sin escrúpulos y sediento de poder.

Aún así sus contrincantes le reconocen talento y un agudo instinto político, y le ven como alguien que apenas se permite errores y que es inclemente con sus adversarios.

Ver más

Más Compartidas