Últimas 15minutos

Liz Truss dimite tras 6 semanas en el Gobierno

El líder del Partido Laborista Keir Starmer exigió elecciones generales: "El pueblo británico se merece algo mucho mejor que esta puerta giratoria del caos"

"Reconozco que, dada la situación, no puedo cumplir el mandato para el que fui elegida", anunció Truss (EFE/EPA/Andy Rain)

15 minutos. La primera ministra británica Liz Truss anunció este jueves su dimisión como líder del Partido Conservador y dejará la jefatura del Gobierno en cuanto se elija a su sucesor en una elección interna la semana próxima.

"Reconozco que, dada la situación, no puedo cumplir el mandato para el que fui elegida por el Partido Conservador. He hablado con su majestad el Rey para decirle que renuncio como líder del Partido Conservador". Esto fue lo que dijo Truss en un breve mensaje a las puertas de su residencia en el 10 de Downing Street.

Truss explicó que la mañana de este jueves se reunió con el presidente del Comité 1922 -que agrupa a los diputados "tories" sin cartera- Graham Brady. Ambos convinieron en que la elección interna para nombrar a un sucesor se celebre "la semana próxima".

Hasta entonces, la primera ministra continuará en funciones, dijo.

Truss abrió su declaración con una referencia al "momento de gran inestabilidad económica e internacional" en la que llegó al Gobierno, que asumió el 6 de septiembre tras vencer en unas primarias de su partido.

"Hemos ofrecido resultados en las facturas energéticas y rebajado la cotización social. Hemos planteado una visión para economía de baja fiscalidad y alto crecimiento que aprovecharía las libertades del Brexit", consideró Truss. Luego reconoció que en la actual situación no podrá cumplir sus objetivos.

En las últimas horas, el número de diputados conservadores que pedían su dimisión se había disparado. Ello hacía prácticamente insostenible su continuidad al frente del Ejecutivo.

Truss se hallaba en la cuerda floja desde que el 23 de septiembre la presentación de su plan fiscal, con una masiva bajada de impuestos, sembró el caos en los mercados. Además, despertó la desconfianza en la economía británica.

Elecciones "ahora"

Por su parte, el líder del Partido Laborista británico Keir Starmer, en la oposición, exigió la convocatoria de elecciones generales "ahora".

"El Partido Conservador ha demostrado que ya no tiene mandato para gobernar. Después de 12 años de fracaso conservador, el pueblo británico se merece algo mucho mejor que esta puerta giratoria del caos", afirmó Starmer.

En su declaración, el líder laborista resaltó que en los últimos años los conservadores "destrozaron nuestras instituciones y crearon una crisis del coste de vida". También acusó al partido en el Gobierno de haber "derruido la economía".

Los conservadores, agregó, "no tienen mandato para someter al país a otro experimento más".

Los británicos, subrayó Starmer, "deben tener la oportunidad de comparar el caos de los conservadores con los planes laboristas para solucionar su desorden, hacer crecer la economía para los trabajadores y reconstruir el país para un futuro más justo".

"Debemos tener la oportunidad de un nuevo comienzo. Necesitamos elecciones generales, ahora", insistió.

Ver más