Últimas 15minutos

La población de Beirut sigue esperando la "justicia prometida" tras un año de la explosión

En un comunicado conjunto, la ONU, la UE y el BM destacaron que el suceso "fue un desastre causado por el hombre" que "destruyó las vidas y sustento de miles en todo Líbano"

"Es momento de que los que toman las decisiones en Líbano, responsables de la seguridad y bienestar de su gente, cumplan sus responsabilidades", añadieron (Cortesía Twitter @EPinternacional)

15 minutos. Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y el Banco Mundial lamentaron este miércoles que un año después de la explosión en el puerto de la capital de Líbano, Beirut, que dejó más de 200 muertos, la población "siga esperando la justicia prometida por los que toman decisiones en el país".

En un comunicado conjunto, destacaron que el suceso "fue un desastre causado por el hombre" que "destruyó las vidas y sustento de miles en todo Líbano". Asimismo, señalaron que "365 días después, la investigación sigue estancada, sin que un aparato judicial verdaderamente independiente pueda bloquear la intervención política".

"Reiteramos nuestro llamamiento a una investigación efectiva, independiente y transparente que pueda dar justicia a las víctimas y paz a las familias. En un país conocido por su cultura de impunidad, la rendición de cuentas podría demostrar que el cambio es posible", argumentaron.

En este sentido, alertaron de la "implosión económica con graves implicaciones para la fábrica social y el capital humano de Líbano, que podría suponer una pérdida irreversible". "Es momento de que los que toman las decisiones en Líbano, responsables de la seguridad y bienestar de su gente, cumplan sus responsabilidades", añadieron.

Reformas socioeconómicas

Por ello, reiteraron la necesidad de "reformas socioeconómicas significativas" por parte de las autoridades para "estabilizar la dramática situación y poner a Líbano en el camino a la recuperación económica". "Desafortunadamente, se ha hecho demasiado poco" después de la explosión en Beirut, criticaron.

"Seguimos comprometidos a ayudar al pueblo de Líbano. Pero sin una transformación real de la forma en la que el país es gobernado, nuestros esfuerzos significan poco. Las próximas elecciones ofrecen una oportunidad única para que la población haga que sus voces se escuchen e iniciar el cambio que piden", reseñaron.

"El cambio debe empezar ahora. El país necesita un Gobierno capaz de gestionar la crisis, trabajando junto al Parlamento para progresar en las reformas. Ahora es momento de actuar. Cada día cuenta", precisaron en su comunicado conjunto, publicado por la oficina de la ONU en Líbano.

Ver más