Últimas 15minutos

Kurdos piden a la ONU y EEUU verificar alto el fuego

El Consejo de Siria Democrática afirmó que Turquía y los grupos armados aliados cometen crímenes de guerra

Turquía "no acató" su parte del trato de alto el fuego que comenzó el jueves al bombardear la ciudad fronteriza de Ras al Ain (Foto referencial/Wikipedia)

15 minutos. Las autoridades kurdosirias hicieron este viernes un llamamiento a la comunidad internacional, Estados Unidos y las Naciones Unidas para que envíen "inmediatamente" observadores al norte de Siria con el fin de supervisar el alto el fuego pactado entre Turquía y Estados Unidos.

"Instamos a Naciones Unidas, Consejo de Seguridad, la Liga Árabe y especialmente a Estados Unidos, porque se considera mediador en este acuerdo, que asuman su responsabilidad y envíen inmediatamente observadores internacionales con el fin de garantizar el acuerdo del alto el fuego temporal", dijo en un comunicado el Consejo de Siria Democrática (CSD).

Retirada por completo del Ejército turco

El CSD, brazo político de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por kurdos y que ahora combaten contra los turcos en la ofensiva que Ankara lanzó el pasado día 9, indicó que el cese de las hostilidades debe "conducir a la retirada por completo del Ejército turco".

Las FSD acusaron a Turquía de violar el alto el fuego pactado el jueves por Ankara y Washington y de continuar atacando la ciudad de Ras al Ain, en la frontera y uno de los primeros objetivos de las fuerzas turcas en la invasión del país que comenzó el día 9.

El CSD afirmó que Turquía y los grupos armados aliados "cometen crímenes de guerra", tal y como denunció este viernes Amnistía Internacional (AI), se apunta en la nota.

Agregó que Turquía "no acató" su parte del trato de alto el fuego que comenzó el jueves a las 22.00 hora local (19.00 GMT) al bombardear la ciudad fronteriza de Ras al Ain, la más castigada durante esta campaña militar.

Zona de seguridad

Las FSD aseguraron ayer que aceptaban el pacto señalando que se limita a la zona entre las poblaciones de Ras al Ain y Tal Abiad, es decir, en el área en el que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quiere establecer una "zona de seguridad" para reasentar a dos millones de refugiados sirios que huyeron de su guerra en su país natal iniciada en 2011.

La tregua prevé que las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que Ankara considera una organización terrorista, se retiren del noreste de Siria en un plazo de 120 horas de una zona de 32 kilómetros de profundidad.

Erdogan negó haber incumplido el cese de las hostilidades y dijo que "no hay combates" y que todo se trata de "desinformación".

Ver más

Más Compartidas