Últimas 15minutos

Supremo británico le niega a Escocia la posibilidad de convocar un referéndum de independencia

Según el Tribunal, la consulta que el Gobierno nacionalista quiere celebrar en 2023 "tendría consecuencias políticas importantes"

El juez recalcó que el veredicto "redunda en el interés público" (EFE/EPA/Tolga Akmen)

15 minutos. El Tribunal Supremo del Reino Unido dictaminó este miércoles que el Parlamento autónomo de Escocia no tiene competencias para convocar un referéndum de independencia consultivo sin el consentimiento del Gobierno de Londres. A su juicio, se trata de "asuntos reservados al Parlamento británico, como la Unión entre Escocia e Inglaterra".

Así lo indicó el magistrado Robert Reed al exponer el veredicto alcanzado por los 5 jueces que en octubre escucharon los argumentos de Edimburgo y Londres. Puntualizó que se trata de "un dictamen unánime, al que se ha dado prioridad".

El juez recalcó que el veredicto "redunda en el interés público". "No se trata de una decisión política" sobre la independencia.

Consecuencias legales

En su exposición, Reed consideró que el efecto de un referéndum, aunque no tuviese como repercusión directa la independencia, "no está restringido a sus consecuencias legales, sino que puede incluir sus consecuencias prácticas".

"Esta corte concluye de manera unánime que el propuesto proyecto de ley está relacionado con los asuntos reservados". Según esto, el Parlamento escocés "no tiene potestad para legislar sobre un referéndum de independencia de Escocia".

El Supremo entiende que la consulta que el Gobierno nacionalista de Nicola Sturgeon quiere celebrar el 19 de octubre de 2023 "tendría consecuencias políticas importantes". Por lo tanto, "reforzaría o debilitaría la fortaleza democrática de la Unión y apoyaría o socavaría las credenciales democráticas" de la causa independentista.

Argumentos presentados

Al detallar la posición del Supremo, el juez recordó que el gobernante Partido Nacionalista Escocés (SNP) había aludido al derecho de autodeterminación y a la legislación internacional para defender su caso.

En este sentido, rechazó los argumentos presentados por el SNP. Ese derecho solo puede ser invocado en excolonias o por pueblos que son oprimidos por la ocupación de una fuerza extranjera.

Sturgeon había avanzado antes del fallo que tenía intención de celebrar un plebiscito de independencia el 19 de octubre de 2023.

Entre sus argumentos, Sturgeon sostiene que el Brexit ha cambiado las condiciones en las que los escoceses decidieron seguir formando parte del Reino Unido. Por ello, defiende una nueva consulta, mientras que el Gobierno de Londres cree que la cuestión quedó zanjada al menos durante "una generación".

Ver más