Últimas 15minutos

El heredero de Samsung, Lee Jae-yong, condenado a 2 años y medio de cárcel

La sentencia es por su participación en la trama de corrupción de la expresidenta Park Geun-hye

Lee, quien estuvo presente en el veredicto, fue custodiado desde el tribunal hasta un centro de encarcelamiento (EFE/EPA/Kim Chul-Soo)

15 minutos. Un tribunal de Seúl condenó este lunes a 2 años y medio de cárcel al heredero del imperio Samsung, Lee Jae-yong, en el nuevo juicio al que fue sometido por su participación en la trama de corrupción de la expresidenta Park Geun-hye.

El Alto Tribunal de Seúl decidió imponer a Lee esta pena por sobornar a la amiga de la expresidenta Choi Soon-sil, apodada la Rasputina. El caso es parte del escándalo de corrupción que desencadenó la salida del poder y el encarcelamiento de Park.

Nuevos cargos

Lee, quien estuvo presente en el veredicto, fue custodiado desde el tribunal hasta un centro de encarcelamiento. Regresa a la institución menos de 3 años después de ser liberado por la anulación de su sentencia anterior, según recoge Yonhap.

Lee recibió una condena de 5 años de cárcel en agosto de 2017 por los sobornos dirigidos a obtener un trato favorable de las autoridades, malversar fondos, ocultar activos en el extranjero y cometer perjurio.

Sin embargo, en febrero de 2018 un tribunal de apelación redujo su condena y le permitió abandonar la cárcel. Su caso dio un nuevo giro en agosto de 2019, cuando una instancia superior decidió imputarle nuevos cargos.

Un caso de alto perfil

La fiscalía había solicitado 9 años de prisión para el heredero de Samsung en el nuevo juicio. El objetivo era sentar ejemplo en este caso de alto perfil relacionado con la sonada trama de la Rasputina.

El empresario es juzgado además por otra instancia de Seúl. En este caso, por los cargos de fraude contable y manipulación de precios de activos bursátiles cometidos supuestamente durante la polémica fusión de dos compañías del grupo en 2015.

A esa fusión de 2015 se le atribuyen varias irregularidades. Entre ellas un supuesto delito de fraude contable cuyo objetivo era consolidar el liderazgo de Lee Jae-yong poco después de que su padre, el presidente de Samsung, Lee Kun-hee, sufriera un infarto que dejó en coma hasta su fallecimiento el pasado octubre.

Ver más