Últimas 15minutos

Aumentan a 23 los muertos por ataque en Bagdad

Anoche, hombres armados abrieron fuego contra los manifestantes en la plaza Al Jalani, en el centro de Bagdad

Fuerzas de seguridad se desplegaron en la plaza y sus alrededores para proteger a los manifestantes pacíficos (MURTAJA LATEEF/EFE)

15 minutos. Un ataque armado contra manifestantes pacíficos en Bagdad, la capital iraquí, dejó al menos 23 muertos, según el último recuento de víctimas.

Una fuente del Ministerio de Interior dijo este sábado que el número de fallecidos aumentó en las pasadas horas y los heridos alcanzaron los 135. Anoche, hombres armados abrieron fuego contra los manifestantes en la plaza Al Jalani, en el centro de Bagdad. Además, está próxima al epicentro de las protestas, la plaza Tahrir.

Por su parte, el presidente iraquí, Barham Saleh, denunció en un comunicado el "ataque criminal armado de bandas criminales" perpetrado anoche, sin especificar quiénes podrían ser estas bandas.

Asimismo, reafirmó "el derecho legítimo de cualquier ciudadano a protestar y manifestarse pacíficamente". Sin estar expuesto a "una reacción armada y violenta".

"La responsabilidad de los aparatos de seguridad del Estado, además de proteger a los manifestantes pacíficos y las propiedades públicas y privadas, y preservar la vida de los iraquíes, es perseguir y arrestar a los delincuentes y criminales, y llevarlos ante la justicia". Así lo aseguró el jefe de la República.

Vigilancia permanente

Este sábado, las tropas del Ejército iraquí se desplegaron en la plaza Al Jilani de Bagdad, uno de los epicentros de las protestas contra el Gobierno. Esto, tras el tiroteo perpetrado este viernes por un grupo de hombres armados, que amenazó con provocar una vez más el caos en la ciudad.

Los atacantes viajaban en vehículos todoterreno y dispararon contra los manifestantes. Sin embargo, se desconoce su afiliación, aunque activistas señalaron en las redes sociales que podrían pertenecer a grupos o milicias chiíes.

Las protestas, que comenzaron en octubre y se han saldado con al menos 460 muertos, exigen una reforma política total en Irak. La meta: acabar con la corrupción endémica en el país y la desigualdad en la distribución de los beneficios del petróleo.

"Delincuentes"

Asimismo, solicitan la dimisión del Gobierno en pleno, la disolución del Parlamento y, en términos generales, la desaparición del sistema político establecido tras la invasión de Estados Unidos (EEUU) en 2003.

La mayor parte de las víctimas mortales son consecuencia de la represión ejercida por las fuerzas de seguridad. Estas emplean con asiduidad munición real para dispersar a los manifestantes.

El Gobierno, a su vez, defendió esta respuesta. Asegura que entre los manifestantes había "delincuentes escondidos" con la misión de iniciar altercados a tiros.

La crisis política provocó hasta la fecha la dimisión del primer ministro, Adel Abdul Mahdi.

El presidente del Parlamento, Mohamed Halbusi, pidió el martes al presidente del país, Barham Salí, que designe a un nuevo primer ministro, para lo que tendrá 15 días.

Tras ello, se abrirá un plazo de 30 días para formar el nuevo gobierno.

Más Vistas

Ver más