Últimas 15minutos

Aumenta número de muertos por combate en el norte de Siria

Autoridades turcas hablan de al menos 4 muertos por proyectiles lanzados desde Siria. Por su partes Erdogan asegura que cayeron más de 100 miembros de las milicias kurdas y estos hablan de al menos 9 víctimas civiles en Ras al Ain

Columnas de humo se levantan en territorio sirio tras bombardeos de las fuerzas turcas (EFE)

15 minutos. El número de muertos y heridos producto de los enfrentamientos en la frontera turco-siria, que comenzaron este martes con la ofensiva anunciada por el presidente Erdogan, va en aumento. Así lo reflejan los reportes emitidos por las autoridades de Turquía y por las Fuerzas de Siria Democrática (FSD).

En varias ciudades turcas ubicadas en la frontera, al menos cuatro personas murieron. Además se reporta que otras 70 resultaron heridas este jueves, por proyectiles disparados desde Tal Abiad, una de las localidades sirias en las que el Ejército turco inició una operación terrestre contra milicias kurdas.

"Un bebé sirio de nueve meses y nuestro oficial de la oficina de impuestos de Akçakale han muerto a causa de los morteros y cohetes disparados desde Siria". Así lo comunicó la gobernación de Sanliurfa, una de las provincias afectadas por los proyectiles.

Además la nota añade que 46 ciudadanos resultaron heridos a causa de proyectiles de cohetes y morteros.

Responsables identificados

Proyectiles de mortero y cohetes fueron lanzados desde el lado sirio sobre las localidades de Akçakale, Birecik y Ceylanpinar en la provincia de Sanliurfa.

Tras el ataque el ministerio de Defensa señaló en un tuit que el Ejército turco identificó a los miembros de las "YPG que mataron a civiles inocentes en Akçakale y sus posiciones fueron destruidas con fuego de artillería".

Por otro lado, los proyectiles lanzados desde el lado sirio también afectaron a la ciudad fronteriza turca de Nusaybin, la provincia de Mardin.

"Dos personas han muerto y 24 han resultado heridas por ataques llevados a cabo desde la ciudad siria de Qamishli", señaló la gobernación en un comunicado.

Pueden verse grandes columnas de humo en varios puntos de las ciudades a causa de los ataques.

En Akçakale, los proyectiles impactaron en una escuela, que estaba cerrada, en la oficina del gobernador y en las dependencias de las fuerzas de seguridad.

Las autoridades piideron a los vecinos que se refugien en sus casas y se aparten de la cercana frontera con Siria.

La artillería turca respondió al ataque y bombardeado de Tal Abiad. Esta ciudad, en suelo sirio, es controlada por las YPG, las milicias kurdas que Ankara considera terroristas y que pretende expulsar de su frontera mediante la operación "Fuente de Paz" lanzada ayer.

Balance de Erdogan

El presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, anunció que al menos 109 miembros de las llamadas Unidades de Protección (YPG) de Siria murieron desde que la operación militar arrancó ayer.

Destacó que las fuerzas turcas arrebataron a las YPG siete pueblos en los alrededores de las ciudades de Tal Abiad y Ras al Ain, informa la agencia Anadolu.

Las YPG han sido aliadas hasta ahora de EEUU en la lucha contra el yihadista Estado islámico. Sin embargo, Ankara las considera como una organización terrorista por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía.

Balance kurdo

Por su parte, los kurdos afirman que son nueve los muertos civiles como consecuencia de los bombardeos y ataques de artillería turcos contra la población de Ras al Ain, en la frontera de Siria con Turquía.

"La aviación y la artillería turcas continúan bombardeando Ras al Ain. Hoy, hasta el momento, 9 civiles han muerto". Así lo indicó el Centro de Coordinación y Operaciones Militares de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por kurdos.

De esa cifra, el portavoz de las FSD, Mustafa Bali, afirmó que un convoy de civiles fue golpeado por el Ejército turco cuando iba en camino hacia Tal Abiad. En el ataque perecieron tres civiles y "muchos otros resultaron heridos".

Ankara comenzó anoche la operación terrestre contra el norte de Siria y horas antes la campaña aérea contra la frontera.

Ese territorio hasta ahora está dominado por las Unidades de Protección Popular (YPG), columna vertebral de las FSD, que han establecido de facto una administración local, algo que inquieta profundamente a Ankara.

El resto del norte de Siria, desde el Éufrates hasta el Mediterráneo, ya está bajo control de tropas turcas, tras la operación Escudo del Éufrates al norte de Alepo en 2016, y Rama de olivo en el enclave kurdo de Afrin en 2018.

Ver más

Más Compartidas