Últimas 15minutos

Alexei Navalni será atendido en hospital de Berlín

El ejecutivo alemán espera que "el tratamiento del opositor ruso lleve a una mejora de su estado y una posible curación total"

Los seguidores del opositor consideran que pudo haberse tratado de un atentado (EFE / Archivo)

15 minutos. El opositor ruso Alexei Navalni llegó este sábado al aeropuerto de Tegel en Berlín desde Siberia a bordo de un avión con personal médico para ser tratado en el hospital universitario de La Charité.

Su estado durante el vuelo fue "estable", según una portavoz.

De acuerdo con medios alemanes los planes originales eran que el avión aterrizase en otro aeropuerto de Berlín.

Desde Tegel Navalni lo transportaron a La Charité, donde deberá tratarlo una ambulancia del ejército alemán.

"De momento se están haciendo exámenes exhaustivos para tener un diagnóstico. Tras los exámenes y consulta con la familia los médicos darán información sobre el diagnóstico y el tratamiento", dice un comunicado de La Charité.

"El diagnóstico tomará su tiempo, por ello pedimos paciencia", agrega el comunicado.

Navalni está en coma debido posiblemente a una intoxicación. Sin embargo, los médicos rusos que le trataron primero hablaban de problemas de metabolismo.

El traslado de Navalni a Alemania fue iniciativa de la organización Cinema for Peace, encabezada por el productor Jaka Bizilj.

Hace dos años la organización realizó una acción similar al traer a Berlín a Pjotr Wersilow, miembro del grupo Pussy Riot, también con síntomas de envenenamiento.

"Fue el mismo camino que recorrí yo inconsciente hace dos años", dijo Wersilow a través de Twitter.

A Wersilow también lo trataron en su momento en La Charité. Igual fue el caso, en 2014, de la ex primera ministra ucraniania Julia Timoschenko, con graves problemas de columna que sufrió durante una estancia en prisión.

Aunque el transporte de Navalni a Berlín fue una iniciativa privada de Cinema for Peace la canciller Angela Merkel señaló que Alemania estaba dispuesta a acoger al activista y ofrecerle la asistencia médica necesaria.

"La prioridad es que se pueda salvar la vida de Navalni y que pueda lograrse su curación", dijo el portavoz del Gobierno alemán, Stefen Seibert.

Envenenamiento

La oficina de prensa del Gobierno alemán agregó que el ejecutivo esperaba que "el tratamiento de Alexei Navalny en La Charité lleva a una mejora de su estado y haga posible una curación total".

Inicialmente los médicos rusos negaron la autorización de que Navalni volara a Alemania por considerar que no estaba en condiciones de hacerlo. Sin embargo, posteriormente cedieron, después de que el activista fuera examinado por médicos alemanes.

La esposa de Navalni había dirigido también una carta al presidente ruso Vladimir Putin pidiendo que se le permitiera salir del país.

Navalni sufrió un colapso el jueves en un vuelo interno en Rusia y estuvo inicialmente internado en un hospital en Omsk, en Siberia.

Los seguidores de Navalni creen que el activista fue víctima de un envenenamiento por un té que tomó en el aeropuerto de Omsk.

Navalni es uno de los críticos más destacados de Putin y ha estado varias veces detenido.

Representantes de los diversos partidos políticos alemanes se mostraron satisfechos de la llegada de Navalni a Berlín. Los únicos que no se mostraron felices con esto fue la agrupación ultraderechista "Alternativa por Alemania".

La presidenta del grupo parlamentario de esa formación, Alice Weidel, calificó, a través de las redes sociales, la acción de muestra de la "arrogancia moral" de la clase política y de los medios alemanes.

Rusia debe rendir cuentas

Por su parte, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) solicitó al Gobierno ruso el informe médico del líder opositor ruso.

La Corte europea también quiere información sobre el tratamiento que recibió en el hospital ruso de Omsk y sobre su estado actual.

El TEDH recibió este jueves una petición de medida cautelar en nombre de Navalni para que mediara en el traslado a Alemania del líder opositor, algo a lo que Rusia ya ha accedido tras ceder a los llamamientos de dentro y fuera del país.

La demanda de la medida cautelar, realizada en virtud del artículo 39 del Reglamento del TEDH, tenía como fin autorizar el traslado de Navalni al hospital de la Caridad, en Berlín para ser tratado, ya que había "un riesgo de peligro para su vida o su salud".

Ese riesgo vulnera el artículo 2 (Derecho a la vida) del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Ver más