Últimas 15minutos

SIP condena acoso brutal a reporteros y medios en Cuba, Venezuela y Nicaragua

Estas 3 naciones computan el mayor número de ataques físicos y de hostigamiento a los periodistas y de violaciones de la libertad de prensa y expresión en el continente americano, se afirma en las resoluciones

En cuanto a Venezuela, el organismo hemisférico exige al régimen de Nicolás Maduro el "respeto a la prensa independiente venezolana" y el "fin de las agresiones y hostigamiento" contra los medios y los periodistas (EFE/La Voz del Interior/Facundo Luque)

15 minutos. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) aprobó este viernes las resoluciones de su 77 Asamblea General sobre Nicaragua, Cuba y Venezuela, en las que condena el acoso y "la persecución policial y judicial", el "encarcelamiento" de reporteros, así como los "ataques desmedidos" contra la libertad de prensa y de expresión en estos países.

El balance del año transcurrido desde la anterior asamblea general, celebrada también de forma virtual a causa de la pandemia, constata un grave y constante deterioro: sobre todo en Nicaragua, Cuba y Venezuela, donde el poder político ha endurecido sus ataques contra la sociedad civil y la libertad de prensa y redoblado sus "agresiones" e "intimidación" de periodistas.

Estas 3 naciones computan el mayor número de ataques físicos y de hostigamiento a los periodistas y de violaciones de la libertad de prensa y expresión en el continente americano, según las resoluciones.

Impunidad y represión en Nicaragua

En el caso de Nicaragua, la SIP resuelve condenar al Gobierno de Daniel Ortega por sus "ataques desmedidos contra la sociedad civil nicaragüense" y la libertad de prensa.

En la resolución sobre Nicaragua, la asamblea general exige la devolución inmediata a sus propietarios de las instalaciones del diario La Prensa. El periódico más antiguo del país, "injustamente intervenido y saqueado por la Policía", así como la liberación de Juan Lorenzo Holmann, gerente general del rotativo.

Reclama también la SIP al Gobierno de Ortega la "libertad inmediata de los presos políticos. Además que el régimen permita elecciones libres y transparentes", en vez de fomentar un "clima de represión, impunidad e injusticia" con vistas a las elecciones del próximo 7 de noviembre.

Cuba persecución no cesa

Por lo que hace a Cuba, la resolución condena el encarcelamiento de los reporteros Lázaro Yuri Valle y Esteban Rodríguez, y el del youtuber Yoandi Montiel, y pide la inmediata liberación de los tres.

Exige además al régimen cubano que deje sin efecto los procesos judiciales contra las periodista independientes cubanas Mary Karla Ares (de Amanecer Habanero) y Camila Acosta, esta segunda corresponsal del diario español ABC en la isla.

En la misma resolución, demanda al Gobierno que "cese la persecución policial y judicial" contra los periodistas independientes y la práctica de obligarlos al "destierro". Además que termine la "represión en la redes sociales contra aquellos que ejercen su derecho a la crítica y el disenso".

Alerta finalmente a la prensa hemisférica y los organismos internacionales sobre la "nueva ola de represión" que el Gobierno cubano desató contra los organizadores de una protesta social convocada para el próximo 15 de noviembre.

Considera que el régimen de la isla "viola todos los preceptos establecidos en la Declaración de Chapultepec (que mide el estado de la libertad de prensa en 22 países americanos) y de Salta hace más de 60 años.

Se mantiene acoso y represión en Venezuela

En cuanto a Venezuela, el organismo hemisférico exige al régimen de Nicolás Maduro el "respeto a la prensa independiente venezolana". Así como el "fin de las agresiones y hostigamiento" contra los medios de comunicación y los periodistas.

Condena el uso que hace el régimen venezolano del "aparato judicial" y las Fuerzas Armadas para "atacar a los medios de comunicación". Pide que se reintegren a sus dueños las instalaciones del diario El Nacional, "injustamente intervenido".

Concluye su resolución sobre Venezuela rechazando los planes del régimen de "imponer una hegemonía comunicacional" en la que la tarea de informar solo sea viable para los medios oficiales, "en detrimento del derecho a la información ciudadana".

Ver más