Últimas 15minutos

¡No vuelvo para vengarme!, afirma Evo Morales tras su regreso a Bolivia

El presidente Luis Arce, quien no estuvo presente en el acto, celebró la concentración de bienvenida de su copartidario

Morales instó a sus seguidores a "cuidar" al nuevo presidente ante la "dura lucha" que encara el país (EFE/Paolo Aguilar)

15 minutos. El expresidente Evo Morales, quien culminó este miércoles su regreso a Bolivia con un acto multitudinario en Cochabamba, aseguró que se trató de un día histórico y que no regresó a su país para vengarse.

La celebración por el regreso de Morales tuvo como gran ausencia la del actual mandatario, Luis Arce, que en su intento por desmarcarse del pasado político se limitó a dar la bienvenida y celebrar el "emotivo" encuentro en redes sociales.

Morales emprendió el lunes su viaje desde Argentina, al frente de un convoy que culminó el miércoles con un simbólico mitin en al aeropuerto de Chimoré. Justo hace un año el líder boliviano abandonó su país luego de dimitir por la polémica abierta en las elecciones generales de octubre de 2019.

El expresidente, acompañado de su antiguo número dos Álvaro García Linera, dijo sentir el apoyo de "millones" de bolivianos y volver dispuesto a "trabajar". Sin embargo, durante las últimas semanas dejó claro que permanecerá al margen del Gobierno de sus exministros Arce y Choquehuanca.

Dura lucha

Emocionado, el exmandatario instó a sus seguidores a "cuidar" al nuevo presidente ante la "dura lucha" que encara el país. En su discurso defendió haber elegido a Arce como delfín aunque, como él mismo reconoció, "algunos compañeros no querían".

"Vamos a seguir derrotando a la derecha porque somos un pueblo organizado y movilizado, que tiene un proyecto político, que tiene su programa y que hemos demostrado en corto tiempo cómo se puede cambiar Bolivia", subrayó, según la agencia de noticias ABI.

Arce saludó la "gran concentración de bienvenida" desde su cuenta de Twitter. "Desde la Casa Grande del Pueblo acompañamos este emotivo encuentro trabajando unidos en la reconstrucción de Bolivia", enfatizó el mandatario.

"No soy vengativo"

"No soy vengativo, no vuelvo para vengarme de nadie", destacó Morales en su cuenta de Twitter, desde donde apuntó que los temas jurídicos que puedan quedar pendientes "corresponden a la Justicia".

"Políticamente, jamás vamos a buscar venganza porque venimos de la cultura de la paz, y siempre hemos trabajado por integrar a quienes tienen diferentes ideas", explicó.

La vuelta de Evo Morales a Bolivia llega con el Movimiento al Socialismo (MAS), que él mismo impulsó, de nuevo en el poder. El partido también controla las dos cámaras legislativas, aunque maniobró para reducir los votos que necesita para sacar adelante ciertos trámites tras perder la mayoría de dos tercios de la anterior legislatura.

Ver más