Últimas 15minutos

"Muy alarmante" situación de DDHH en Latinoamérica durante 2019, afirma AI

El año pasado, unas 208 personas perdieron la vida de manera violenta por su activismo

Guevara-Rosas recordó que países de la región ocupan los primeros lugares de las listas de tasas de homicidio "inclusive en comparación con países que se encuentran en conflicto armado" (EFE/José Méndez)

15 minutos. La organización Amnistía Internacional (AI) consideró "muy alarmante" la situación de derechos humanos en América Latina. Esta región tiene cifradas sus esperanzas en los jóvenes y las mujeres que encabezaron movilizaciones en distintos países.

Precisamente, las multitudinarias protestas en diferentes naciones marcaron un convulso 2019. La región se mantuvo como la más violenta y desigual para los defensores de derechos humanos y periodistas. Con atención especial en Chile, Venezuela y México, como los más impactados.

"Tristemente la radiografía de 2019 es muy alarmante", dijo la directora para las Américas de AI, Erika Guevara-Rosas al presentar su Informe Anual.

Primeros lugares en tasas de homicidio

Guevara-Rosas recordó que países de la región ocupan los primeros lugares de las listas de tasas de homicidio "inclusive en comparación con países que se encuentran en conflicto armado".

De hecho, la propia organización reportó que en 2019, unas 208 personas perdieron la vida de manera violenta por su labor de defensa de los derechos humanos. Muchas otras sufrieron hostigamiento, criminalización y desplazamiento forzado.

AI dijo que en el contexto de las protestas, unas 210 personas perdieron la vida por las represiones violentas. Además, miles de personas resultaron heridas por el uso excesivo de la fuerza. En muchos casos, el uso letal de la fuerza, como sucedió en Haití, Honduras y Chile, este último "una sorpresa negativa".

El factor Trump

Para Guevara, además de los saldos inmediatos en pérdida de vidas humanas, de miles de personas heridas y detenidas arbitrariamente, se sumó el fortalecimiento del aparato estatal represor en casos tan radicales como el de Venezuela con el régimen de Nicolás Maduro.

"A las ejecuciones extrajudiciales, las detenciones arbitrarias y el uso de la tortura que son delitos que pueden constituir crímenes de lesa humanidad por la generalización y la sistematización se sumaron los 4,8 millones de personas que abandonaron el país", expuso.

El poder de la gente

Guevara consideró que a los discursos divisorios y de odio no solo de Trump sino de otros presidentes como Jair Bolsonaro (Brasil), Nicolás Maduro (Venezuela), Daniel Ortega (Nicaragua) y Juan Orlando Hernández (Honduras), se van añadiendo a la lista más gobernantes que están violando derechos humanos, pero ante ellos está el poder de las personas.

"A pesar de este contexto tan adverso no podemos dejar de reconocer que las personas siguen tomando las calles. Además, son los jóvenes, mujeres y hombres, los que ahora están al frente de estas movilizaciones", dijo Guevara. Puso como ejemplo a Chile, donde impulsaron el proceso de reforma a su Constitución.

Para la representante de AI, el cambio que se requiere "es el poder de las personas, de la gente de seguir demandando y exigiendo sus estados, pero sobre todo, el poder de la gente de plantearse qué tipo de gobiernos quieren tener y las personas marcarán la diferencia porque estos líderes nefastos que están promoviendo el odio, la división, las violaciones a los derechos humanos, estarán en el lado incorrecto de la historia y son las personas las que les harán rendir cuentas", finalizó.

Ver más