Últimas 15minutos

Maduro: fallida incursión marítima buscaba asesinarme

El líder chavista acusó a Colombia y a Estados Unidos de planificar y orquestar la operación, en la que murieron 8 personas

El jefe del Parlamento, Juan Guaidó -a quien 50 países reconoce como presidente interino-, se desmarcó de la incursión (EFE/Rayner Peña)

15 minutos. El mandatario chavista, Nicolás Maduro, aseguró este lunes que la fallida incursión marítima que frustró el domingo su Gobierno tenía como "objetivo central" matarlo a él.

"El objetivo central (de la incursión) era matar al presidente de Venezuela (…), intentar matarme". Así lo indicó Maduro durante una reunión telemática del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal). En esta actividad, se abordaron estrategias para enfrentar el nuevo coronavirus.

El líder del régimen de Venezuela acusó a Colombia y a Estados Unidos (EEUU) de la operación fallida. También denunció los hechos ante la comunidad internacional.

"Tenemos las pruebas de que este grupo se entrenó en territorio colombiano", dijo. Asimismo, afirmó que tienen "los lugares donde fueron entrenados" y "las pruebas". Hizo referencia a las declaraciones de un asesor militar estadounidense, que aseveró la noche de este domingo haber firmado un contrato con un sector de la oposición venezolana para organizar la expedición.

"Un ataque terrorista en medio de una pandemia, mientras nuestro pueblo descansaba, mientras nuestro pueblo está en cuarentena". Así lo añadió Nicolás Maduro.

Lo que aparentemente sucedió

El régimen venezolano dijo el domingo que frustró una invasión marítima de mercenarios y exmilitares a través del estado La Guaira (norte, cercano a Caracas). El hecho pretendía poner fin a la Administración de Maduro, en el poder desde 2013.

Durante la operación, dijo el domingo el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, murieron 8 de los atacantes y otros 2 fueron capturados.

Uno de ellos habría confesado que trabajó para la Administración para el Control de Drogas de EEUU (DEA). Este organismo fue expulsado del país en 2005 y acusa a Venezuela de narcotráfico.

Hasta el momento, la supuesta confesión no se hizo pública. Tampoco se facilitaron más pruebas al respecto.

Por su parte, el jefe del Parlamento, Juan Guaidó -a quien 50 países reconoce como presidente interino-, se desmarcó de la incursión. Igualmente, alertó sobre un posible falso positivo.

El propio Guaidó negó este lunes, a través de un comunicado, tener "relación alguna" con la empresa contratista militar SilverCorp. La misma que dijo estar ligada al ataque marítimo del domingo.

Cancillería denuncia el hecho

Por su parte, el Ministerio de Exteriores emitió un comunicado este lunes para denunciar ante la comunidad internacional "una nueva agresión mercenaria y terrorista". Según ellos, "organizada desde territorio de la República de Colombia y planificada por agentes de los EEUU".

De acuerdo con su versión, en la madrugada del domingo "la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) frustró un intento de desembarco de grupos mercenarios en las costas del estado La Guaira". El grupo se proponía "ejecutar acciones terroristas contra autoridades del Estado venezolano y contra la paz de la República".

El departamento que dirige Jorge Arreaza sostuvo que "militares venezolanos desertores y un e miembro de las fuerzas especiales del Ejército de EEUU asumieron la responsabilidad de esta operación fallida y confirmaron que fue planificada y organizada en territorio de Colombia y que las embarcaciones armadas zarparon desde ese país".

En su opinión, "este nuevo atentado se suma a la escalada de acciones agresivas y provocaciones organizadas por EEUU contra Venezuela". Como, por ejemplo, "el gigantesco despliegue militar del Comando Sur en aguas del mar Caribe" o "el intento recurrente de involucrar a Venezuela en actividades de narcotráfico mediante acusaciones infundadas".

¿Conspiración?

"Todo ello aderezado por la incesante oleada de declaraciones hostiles de altos funcionarios estadounidenses, como el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el enviado especial, Elliot Abrams, quienes se ufanan de anunciar un inminente colapso en Venezuela", ha añadido.

En este contexto, "Venezuela alerta al secretario general y al Consejo de Seguridad y a los demás órganos de Naciones Unidas sobre esta escalada, que además de ser violatoria de las resoluciones 42/9 del Consejo de Derechos Humanos y 74/138 de la Asamblea General (…) se produce en medio de una pandemia mundial, desatendiendo el llamado de la Secretaría General al cese de hostilidades en el mundo".

Asimismo, responsabilizó "a los gobiernos de Donald Trump e Iván Duque por las imprevisibles y peligrosas consecuencias de esta ola de provocaciones y agresiones mercenarias contra el pueblo venezolano". También ratificó "su indeclinable decisión de defender el territorio, la soberanía, la democracia y la paz del pueblo venezolano".

El Ministerio de Exteriores de Colombia reaccionó en una nota oficial. En ella, dijo que "se trata de una acusación infundada que intenta comprometer al Gobierno de Colombia en una trama especulativa". La intención: "Desviar la atención respecto de los verdaderos problemas que vive el pueblo de Venezuela".

Más Vistas

Ver más