Últimas 15minutos

Duro golpe contra el terrorismo: capturaron a presuntos militantes de Sendero Luminoso en Perú

Entre los más de 71 detenidos hay miembros del Ejército Guerrillero Popular, Frente Único, y el Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales

La operación, en la que participaron 1.200 agentes de la PNP y 98 Fiscales, fue dirigida por la Dirección contra el Terrorismo (Dircote) y la División de Investigación de Alta Complejidad (Diviac) de la Policía (Cortesía Twitter @MininterPeru)

15 minutos. Al menos 71 personas fueron detenidas durante la madrugada de este miércoles en Lima durante una gran operación de la Policía Nacional del Perú (PNP) y la Fiscalía contra presuntos dirigentes y militantes del grupo terrorista Sendero Luminoso.

La información la confirmó el comandante general de la PNP, César Cervantes. Aseguró a la emisora estatal TV Perú que esta operación se concretó luego de un trabajo de inteligencia de varios años.

"Este ha sido un trabajo de inteligencia de largo aliento, coordinado entre la PNP y la Fiscalía", remarcó Cervantes.

El Ministerio del Interior especificó que se "emplearon pacientemente, por 5 años, las técnicas especiales de investigación, como el levantamiento del secreto de las comunicaciones, agentes encubiertos, videovigilancia y seguimiento".

Según la información oficial, entre los detenidos figuran miembros del Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef). Este se considera el brazo político de Sendero Luminoso. Asimismo, apresaron a integrantes de otros organismos, como el Ejército Guerrillero Popular.

Órdenes de la cúpula

El Ministerio del Interior señaló que estos organismos buscaban hacer actividades terroristas en Lima y el puerto del Callao. Además, "obedecían directivas y consignas de la cúpula" de Sendero Luminoso en Perú, que dirige Abimael Guzmán, el fundador de la agrupación terrorista que cumple una condena a cadena perpetua.

En ese sentido, Cervantes enfatizó que este "trabajo de inteligencia de largo aliento" trae "un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía por parte de la Policía".

"Los organismos de inteligencia están alertas y operativos todo el tiempo, sin costo social. Estamos trabajando con resultados y honestidad", dijo. De igual forma, precisó que la operación se hizo respetando los derechos humanos de los detenidos.

Ejército guerrillero

El Ministerio del Interior detalló que entre los detenidos hay miembros de los autodenominados Ejército Guerrillero Popular, Frente Único y Movadef. También figuran dirigentes excarcelados tras haber cumplido prisión por su militancia en el grupo subversivo. Sendero Luminoso asoló Perú en las 2 últimas décadas del siglo XX.

Aseguró que el principal objetivo del Ejército Guerrillero Popular "era combatir, movilizar y producir ingresos para Sendero Luminoso". Sin embargo, ahora fue "desarticulado". Por su parte, el llamado Frente Único fue "golpeado", ya que cuenta con bases en Lima y en otras regiones del país.

La operación, en la que participaron 1.200 agentes de la PNP y 98 Fiscales, fue dirigida por la Dirección contra el Terrorismo (Dircote) y la División de Investigación de Alta Complejidad (Diviac) de la Policía. Contó con el apoyo de la Dirección de Inteligencia del Ejército del Perú y de la Tercera Fiscalía Penal Supraprovincial.

El comandante general de la PNP agregó en la cadena local América Televisión que se ingresó en 94 inmuebles y se "ha incautado elementos de convicción" que ya están en poder de la Fiscalía.

Recuperar la confianza

Cervantes dijo que esta operación le sirve a la PNP "para recuperar la confianza y reconocerse con la ciudadanía", tras las críticas y exigencias de reforma de la institución por la violenta represión que lanzó contra las protestas ciudadanas que se dieron hace 3 semanas contra la destitución del presidente, Martín Vizcarra, y la toma de mando de Manuel Merino.

La represión contra una de esas masivas manifestaciones en Lima dejó el pasado 14 de noviembre 2 estudiantes muertos y decenas de heridos. De hecho, llevó al día siguiente a la dimisión de Merino, quien fue reemplazado por el legislador, Francisco Sagasti.

Una de las primeras medidas del nuevo gobernante fue destituir a la cúpula policial y nombrar a Cervantes como nuevo comandante general de la PNP. Esto generó protestas al interior de la institución y desató rumores de una eventual huelga policial.

Al respecto, Cervantes rechazó este martes cualquier posibilidad de una huelga. Reiteró que su institución está comprometida en "recuperar la confianza de la población".

El jefe de la PNP reconoció "el trabajo de los más de 140.000 policías" que hay en Perú. Asimismo, agregó que durante su gestión se fortalecerá "la investigación y la inteligencia operativa para seguir golpeando al crimen organizado".

Ver más