Últimas 15minutos

Correa insiste en llamado a comicios y se ofrece como candidato

Asegura que las autoridades ecuatorianas "van a crear problemas" para impedir su participación "porque saben que los derrotamos"

15 minutos. El expresidente ecuatoriano Rafael Correa urgió este miércoles al actual mandatario, Lenín Moreno, a convocar elecciones anticipadas ante las protestas ciudadanas contra sus medidas económicas.

Correa aprovechó la oportunidad para ofrecerse a ser candidato pese a que cree que no le "dejarán" participar.

"Si es necesario que sea candidato, lo seré. A mí me inhabilitaron entre comillas para ser presidente porque todo fue ilegal, todo fue inconstitucional", resaltó.

Durante una rueda de prensa en el Parlamento Europeo, al que fue invitado por el grupo de Izquierda Unida, Correa reiteró que "como vicepresidente para abajo, yo no tengo ningún problema para participar" en comicios.

A su juicio, las autoridades ecuatorianas "van a crear esos problemas, van a buscar cómo impedir mi participación porque saben que los derrotamos".

El exmandatario, que estuvo frente al país entre 2007 y 2017 y actualmente reside en Bélgica, recordó que durante el Gobierno de Moreno le abrieron muchas causas judiciales "sin pruebas".

Tengo más causas que "Al Capone, Pinochet y el Chapo Guzmán juntos", y aseguró que si regresa a su país será encarcelado.

"Que me metan preso, pero que me dejen inscribirme. No, me van a meter preso primero y no me van a dejar inscribirme", lamentó.

Sobre una posible participación electoral, dijo no estar "seguro que ganaría", aunque precisó tener "confianza en el pueblo ecuatoriano".

Rechazo de acusaciones

Correa, de 56 años, rechazó las acusaciones de que esté detrás de las marchas indígenas y las protestas contra medidas como la eliminación del subsidio a los combustibles.

Se refirió además a su viaje a Venezuela. "Dicen que ahorita estoy en Venezuela. Por si acaso, vean los informes, con pelos y señales (...) que estuve reunido con Maduro, y que es él que financia para la desestabilización. Esto es de locura, es algo demencial", comentó.

Lamentó que el Gobierno ecuatoriano "construye ese relato, lo repiten, lo repiten, y creen que en la repetición está la demostración".

Garantizó que "jamás va a poder presentar una prueba, porque no es cierto".

Para Correa, "ellos son los golpistas", mientras que él y los manifestantes "lo que estamos pidiendo es la salida que establece la Constitución, una salida democrática".

Puso como ejemplo el caso de España y la moción de censura que terminó con la presidencia del conservador, Mariano Rajoy, el año pasado.

"Si asume (el poder el socialista) Pedro Sánchez, a nadie se le va a ocurrir que se rompió la democracia, es parte de la democracia y parte del Estado de derecho lo que pasó en España", dijo.

"Y si anticipa elecciones Pedro Sánchez como lo hace después de nueve meses, a nadie se le va a ocurrir que hay una inestabilidad. Se están resolviendo los conflictos en el marco constitucional y en democracia", agregó.

Anticipación de elecciones

Correa aseguró que "Ecuador tiene esos mecanismos", que "establecen la anticipación de elecciones en casos de grave conmoción social, que es lo que estamos viviendo".

Recordó que esos mecanimos son justamente para resolver conflictos de manera pacífica y democrática".

"Que la gente vote en las urnas, como se deben resolver los conflictos en democracia", señaló.

Agregó que "no lo quieren hacer porque saben que la respuesta va a ser más fuerte que la que están recibiendo en las calles, que van a ser arrasados en las urnas".

Sobre las movilizaciones, apoyó "que la gente siga defendiendo sus derechos con firmeza, pero en paz. Porque buscan cualquier excusa para la represión".

En ese sentido, denunció que hay "represión brutal" en Ecuador que dejó "muertos".

"Y por qué no (van a salir los manifestantes a la calle). Tienen que cuidarse, pero tampoco se van a dejar amedrentar" por el temor a la represión, indicó.

Mediación

Por lo que respecta a la mediación que ofreció la ONU y la Iglesia católica en la crisis, dijo "desconfiar" de los interlocutores concretos que estarían implicados por su proximidad al Gobierno.

En cuanto al papel de la Unión Europea, Correa lamentó que la actual crisis ecuatoriana "ni siquiera figure en su agenda" y que toda la atención en Latinoamérica la acapare Venezuela.

Criticó esa "doble moral" y aseguró que el caso en su país es diferente porque "ocurre con un Gobierno de derechas que persigue a los líderes progresistas". 

Ver más