Últimas 15minutos

Condenan a hombre que construyó gasolinera clandestina en Caracas

El hombre es acusado por contrabando, tráfico de material estratégico y lavado de dinero

Las denuncias de reventa se multiplican y un litro se vende entre 1 y 2 dólares en el mercado negro (Cortesía Twitter @ChristianVeron)

15 minutos. Un hombre fue privado de libertad acusado de construir una gasolinera clandestina en su casa, donde acumulaba 3,000 litros de combustible, coincidiendo con la agudizada escasez durante la cuarentena por el nuevo coronavirus en Venezuela.

Una corte dictó prisión preventiva contra Jesús Ramón Soto, arrestado por la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en su residencia en Caracas, “donde funcionaba una gasolinera ilegal”, según un comunicado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

El hombre es acusado por contrabando, tráfico de material estratégico y lavado de dinero.

Escasez de combustible

Aunque Venezuela posee las mayores reservas de petróleo del mundo, la escasez de combustible se hizo habitual y es crónica desde hace años en zonas fronterizas como los occidentales estados Táchira y Zulia.

Caracas se había mantenido a salvo del desabastecimiento, pero se quedó seca en la emergencia por la pandemia del COVID-19.

Las denuncias de reventa se multiplican y un litro se vende entre 1 y 2 dólares en el mercado negro.

Ello cuando, con las tarifas formales, con lo que se compra un huevo se pueden adquirir casi 9,000 gandolas de combustible de alto octanaje. Los precios de la nafta se rezagaron con un único aumento en dos décadas, aunque la voraz inflación y la violenta depreciación de la moneda han sido constantes.

El billete de menor denominación supera ampliamente el costo de llenar un tanque y muchos, ante la falta de efectivo, prefieren pagar al surtidor con alguna golosina.

Desde esta semana se aplica en Caracas un racionamiento con días asignados para surtir según número de matrícula. En ese contexto, Soto es acusado de revender combustible en su casa en una urbanización de clase media alta.

Fotografías divulgadas en Instagram por el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, mostraban dos pequeños surtidores en un patio de cemento, alimentados por un tanque, que replicaban una gasolinera convencional.

“No permitiremos que personas inescrupulosas se aprovechen de esta emergencia”, apuntó Reverol.

Con los precios del crudo desplomándose, entre agudizadas sanciones de Estados Unidos contra el gobierno de Nicolás Maduro, la escasez es creciente.

Ver más