Últimas 15minutos

Chilenos podrán retirar sus pensiones por anticipado

Este jueves, la propuesta regresa a la Cámara Baja, que tendrá que analizar las indicaciones que se incluyeron durante su tramitación en las Comisiones del Senado

El proyecto está generando una fuerte crisis en el oficialismo chileno, pues es apoyado por varios legisladores de la coalición gubernamental (Pablo Ovalle Isasm/DPA)

15 minutos. El Senado aprobó este miércoles el proyecto de reforma constitucional que permitirá a los ciudadanos chilenos retirar el 10 % de sus fondos previsionales o pensiones para hacer frente a las complicaciones económicas que está causado la pandemia del coronavirus.

Pese a que la iniciativa, presentada por la oposición, la aprobaron los diputados la semana pasada, regresará este jueves a la Cámara Baja. Esta tendrá que analizar las indicaciones que se incluyeron al proyecto durante su tramitación en las Comisiones del Senado.

El proyecto está generando una fuerte crisis en el oficialismo chileno. Aunque lo apoyan varios legisladores de la coalición gubernamental, el Ejecutivo que preside Sebastián Piñera se muestra contrario.

Mientras, desde la oposición se califica esta reforma como "histórica", en la consideración de que puede suponer el inicio de un cambio profundo del sistema de pensiones de los chilenos.

El debate también está agitando a la ciudadanía. Según las encuestas, la gente apoya mayoritariamente la iniciativa. Luego de la aprobación, volvieron a escucharse cacerolazos desde los balcones de algunos barrios de Santiago de Chile.

Mecanismo transitorio de retiro

Con esta reforma se busca establecer un mecanismo transitorio de retiro parcial anticipado de los ahorros previsionales, con ocasión de la crisis económica provocada por la pandemia de la COVID-19. Así, por única vez los afiliados chilenos al sistema de pensiones podrán retirar hasta el 10 % de sus fondos.

Estos fondos se encuentran depositados en las llamadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). Se trata de empresas privadas que gestionan el ahorro individual obligatorio en el que se basa el modelo chileno. Cada trabajador aporta un 10 % mensual de su sueldo bruto a un fondo de pensiones personal, del que puede disponer cuando se jubila.

El modelo previsional chileno, instaurado en 1980 durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), es altamente contestado por parte de la población desde hace años. Fue uno de los motivos centrales del estallido social del pasado octubre.

Los aspectos de la reforma

Tras más de 8 horas de debate, la iniciativa, que requería 26 votos favorables, se aprobó en sus términos generales por 29 votos a favor (de los que 5 fueron oficialistas), 13 en contra y 1 abstención.

El proyecto establece que el monto mínimo a retirar será de 35 Unidades de Fomento (UF), unidad monetaria cambiante de existencia no física que se utiliza en Chile para ajustar las transacciones comerciales, contables y bancarias de acuerdo a la inflación. Esto equivale aproximadamente a un millón de pesos (1.270 dólares).

El monto máximo será equivalente a 150 UF, que son alrededor de 4,3 millones de pesos (5.500 dólares).

En el caso de que el 10 % corresponda a un monto menor a las 35 UF, los afiliados podrán retirar hasta dicho monto. Si el monto total acumulado es menor a las 35 UF, se podrá retirar la totalidad de los fondos.

Tras aprobarse los términos generales, la Sala votó cada uno de los incisos que se le agregaron al proyecto en su tramitación en Comisiones. Por ejemplo, el hecho de que los fondos retirados no constituirán renta a ningún efecto legal ni serán objeto de retención o descuento alguno.

El debate sobre las pensiones de los chilenos

"Esto es un triunfo de la gente; además, son sus recursos y ellos sabrán cómo los destinan (…). Las AFP son el símbolo del abuso en Chile", dijo en la sala el senador opositor independiente, Alejandro Guillier.

Por contra, la senadora de derecha, Carmen Gloria Aravena, señaló en su intervención que "el retiro del 10 % de los fondos es una política regresiva" y que su voto es en contra de esta reforma pensando en lo mejor para los ciudadanos "y su futuro económico".

Durante el debate, también hicieron uso de la palabra el secretario general de la Presidencia, Claudio Alvarado; el ministro de Hacienda, Ignacio Briones; y el de Interior, Gonzalo Blumel, quienes dieron su parecer contrario a esta reforma. La consideran "regresiva" y una mala medida para el futuro de las pensiones que van a recibir los ciudadanos.

Ver más

Más Compartidas