Últimas 15minutos

7 claves de la salida de DirecTV de Venezuela

En entrevista con 15 minutos, el periodista especializado Fran Monroy se paseó por las implicaciones que esta decisión tiene para los venezolanos y para el mercado local y latinoamericano

AT&T anunció el cierre de las operaciones en el país suramericano con efecto inmediato

15 minutos. El cierre de DirecTV, que sorprendió a una Venezuela golpeada por la grave crisis de los servicios básicos y en cuarentena, dejó huérfanos a 2,4 millones de suscriptores que no tienen mayores opciones y sienta un grave precedente en la región, según el periodista venezolano especializado en tecnología, Fran Monroy, en entrevista con 15 minutos.

“Es un día negro en la historia de las telecomunicaciones y la historia de la televisión por suscripción en Venezuela”, expresó Monroy, quien compartió su visión sobre este hecho que, asegura, cambiará el mercado no solo en Venezuela sino en toda la región.

Las razones de la decisión, su ejecución y las consecuencias de la misma pueden resumirse en 7 claves.

Un anuncio sorpresivo

“Esto fue una sorpresa para todos, de todas las posibilidades era el 1%, según los analistas más serios”, expresó el comunicador, quien afirma que ni siquiera la gente de la empresa en Venezuela lo esperaba.

De hecho, comenta que el equipo de la operadora seguía adelante con sus proyectos. “Había planes de mercadeo y de relanzamiento de DirecTV Sports Venezuela, incluso con reuniones días atrás que involucraron talento”.

Negocio redondo para AT&T y DirecTV

En opinión de Fran Monroy, AT&T estaba manejando un plan b. “Llegó el ‘en caso de emergencia rompa el vidrio’ y ejecutaron desde Estados Unidos lo que estaba listo en el guion”.

Además, lo considera un negocio redondo para DirecTV y para AT&T porque salieron galantemente de un mercado que les daba problemas y lo hicieron “quedando como víctimas”.

“Este era un mercado donde (AT&T) tenía un dolor de cabeza y no eran rentables desde hace 6 años”, sostiene Monroy. Además, explica que solamente la presencia del Centro de Transmisión Satelital de DirecTV en la capital venezolana, justificaba la operación.

DirecTV estaba entre la espada y la pared. Debía sacar a Globovisión y Pdvsa TV de su programación por estar sancionados por el Gobierno de Estados Unidos. Sin embargo, hacerlo implicaba incumplir la exigencia de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (Conatel). Según esta, para operar en el país el 8% de los canales ofrecidos debe ser de producción local. Finalmente, AT&T tomó la decisión que ya es por todos conocida.

La empresa tenía plazo hasta el 23 de enero de este año para retirar de su programación a Globovisión. Sin embargo, decidieron mantenerlo hasta donde se pudiera por razones de rating. “Globovisión era el cuarto canal más visto en DirecTV y el primero entre los canales nacionales”, indicó el periodista.

Así comunicó DirecTV el cese de operaciones en Venezuela
La empresa publicó un comunicado en las redes sociales (Cortesía @directvve)

Operar a pérdida

Monroy recuerda que, en 2010, “Hugo Chavez incluyó en una Ley Habilitante, básicamente de contrabando una reforma de la Ley de Telecomunicaciones, donde dispuso que tanto la televisión por suscripción como la telefonía celular iban a ser servicios públicos, razón por la cual estaban fuertemente regulados”.

Como consecuencia, se produjo un rezago tarifario. "Esto llevó a que las telecomunicaciones fueran cada día más perdidosas. Desde 2015 por cada dólar que pone el usuario la empresa de telecomunicaciones pone 99”.

Monroy explica que el Plan Oro en DirecTV Colombia, estaba en 70 dólares mientras en Venezuela estaba en 1 dólar con 10 centavos. “Eso hacía que por cada familia que tuviera tres decodificadores la empresa no ganaba dinero, sino que perdía alrededor de 20 dólares mensuales”.

Más de 2 millones de suscriptores huérfanos

“Podemos decir que la historia del cable cambió porque ahora tenemos 2,4 millones de huérfanos”, lamenta Monroy. A esto se suma, que las otras empresas no tienen la capacidad para recibir a esa cantidad de suscriptores. “Como dijeron los filósofos dominicanos del Gran Combo, ‘no hay cama pa tanta gente”, concluye el periodista.

La realidad, al día de hoy es que estos huérfanos prácticamente no tienen opciones ante el vacío dejado por su proveedor de cable. “Si quieren televisión HD de calidad no van a conseguir un paquete ni al precio de DirecTV ni con los canales de DirecTV; van a tener que morir con el menos feo del mercado que es Inter Satelital”, explicó.

En cuanto al cable terrestre, las opciones son Net Uno o Inter. No obstante, recuerda que en estos momentos en Venezuela hay un confinamiento social y las empresas no están instalando.

Consultado sobre la posibilidad de la llegada de otro jugador al mercado, no lo descarta. “La llegada de otro jugador podría ser hasta factible, porque alguien podría comprar los activos de DirecTV en Venezuela y subsanar lo que pasó y dejar a Globovisión y a los canales chavistas y seguiríamos adelante”.

Golpe al venezolano

“De alguna manera esto también es un golpe a la psique del venezolano que ha sido tan sacudido en el último tiempo que pareciera que estuviéramos jugando un videojuego: pasamos del nivel apagón al nivel cuarentena, luego al nivel no hay gasolina y ahora al nivel no hay diversión a través de la televisión”, ironiza Monroy.

Para el comunicador, quienes ven esto fuera de Venezuela pueden preguntarse cuál es el problema con la pérdida de un cableoperador. “La televisión analógica abierta cada día tiene menos cobertura y la televisión digital abierta no tiene dolientes; fue inaugurada por Maduro a principios de 2013 y no se le hizo seguimiento”. Agrega que con la muerte del satélite Simón Bolívar, no puede verse más allá de Caracas y en importantes ciudades como Barquisimeto (occidente) y Maracay (centro) “los transmisores están abandonados y están siendo vandalizados”.

“El venezolano necesita tener televisión por suscripción (…) el detalle, -según Monroy- es que arrancamos el año con 4 operadores de televisión por suscripción vía satelital y vamos a cerrar el año con uno solo”.

Precisa que Telefónica anunció que no iba a seguir dando servicio a través de televisión por suscripción vía satelital. Por su parte, el servicio de la telefónica Cantv se vio afectado por la muerte del satélite Simón Bolívar y ahora se suma DirecTV. “La única opción es Inter Satelital y no hay suficiente cantidad de decos para sustituir los 5,5 millones que había de DirecTV”.

Empleos y espacios perdidos

Con DirecTV desaparecieron además cientos de puestos de empleo directo, miles de empleos indirectos y se desvanecen también importantes espacios para comunicadores y usuarios.

“636 venezolanos que dependían directamente de DirecTV hoy están sin empleo, empresas que importaron decodificadores para vender no solo dejan a sus trabajadores en paro sino que quedaron en quiebra y ahora lo que tienen es un montón de pisapapeles de 100 dólares”, reflexiona Fran Monroy.

“Podemos hablar de entre 2.000 y 2.500 despidos entre directos e indirectos. En segundo lugar, el venezolano pierde al principal proveedor de televisión por suscripción y una tercera cosa terrible es que los que hacíamos contenido perdemos al menos dos ventanas para estar al aire a nivel continental, DirecTV Sport y On DirecTV”, añade.

En cuanto a los espacios, también menciona que muchos medios usaban la plataforma para llegar a otros sitios, como el canal católico TV Familia, que a través de DirecTV Venezuela se veía en Colombia. Otro caso emblemático es el del béisbol, cuyas transmisiones se verán afectadas por la imposibilidad de los circuitos radiales de enlazar sus emisiones a nivel nacional, lo que hacían también a través de DirecTV.

Grave precedente en la región

Creo que esto sienta un precedente grave que puede funcionar para otros gobiernos de talante autoritario, porque aquí (en Venezuela) por la vía de la presión se logró que DirecTV se fuera. No hubo una orden gubernamental, pero termina siendo una operación política”, plantea el periodista.

“Yo creo que hay aprender mucho de esto (…) Hay que ver hasta qué punto las presiones del Gobierno norteamericano están funcionando para intentar sacar a Maduro o para fregarle la vida al venezolano. Recuerden que casi perdemos a Adobe, casi perdemos a Microsoft, a Google, a Apple por estas sanciones. Sin defender a Maduro, que es absolutamente indefendible, hay que plantearse a quién benefician las sanciones”, sostiene.

La televisión por suscripción en Venezuela y en Latinoamérica va a cambiar. Vamos hacia un nuevo modelo, hacia un reacomodo. No sabemos para dónde vamos, pero va a haber mucha reinvención tanto de cableoperadores como de productores y de canales de televisión”, vaticina.

Ver más