Últimas 15minutos

Tasa de positivos de COVID-19 sigue aumentando en Florida

El incremento de 6.933 casos este viernes supone el mayor en un día desde el 8 de agosto pasado

El estado acumula 870.552 casos y 17.659 fallecimientos por el coronavirus (EFE/Giorgio Viera /Archivo)

15 minutos. Florida añadió este viernes cerca de 7.000 nuevos casos de la COVID-19 y 73 muertes, manteniendo tanto el repunte del contagio en las últimas dos semanas, como la tasa de positivos, que está por encima del 7 %.

El aumento de 6.933 casos este viernes supone el mayor en un día desde el 8 de agosto pasado. Esto sin contar los 7.500 del 1 de septiembre que obedecieron a una acumulación de pruebas en un laboratorio, según el Departamento de Salud estatal.

El estado, tercero en contagios por detrás de Texas y California, acumula desde el 1 de marzo 870.552 casos y 17.659 fallecimientos.

Las muertes confirmadas en las últimas 24 horas en el sureste de Florida, el foco de la pandemia, incluyen 5 en Miami-Dade, 11 en Broward y una en Palm Beach.

Miami-Dade acumula 199.072 casos (1.876 más) y 3.706 decesos, Broward 93.514 (857) y 1.581 y Palm Beach 57.361 (454) y 1.620 muertes desde marzo.

La tasa de positivos de COVID-19 de las 85.600 pruebas realizadas este jueves en Florida fue del 7,9 %. Por otra parte, el promedio de 14 días es 7,2 % y el de una semana de 7,7 %.

Hay además 3.129 personas ingresadas con diagnóstico de la COVID-19 de las 51.542 hospitalizaciones desde el inicio del brote.

Desalojos de viviendas

En medio del repunte, el condado de Miami-Dade anunció este viernes la reanudación de desalojos de viviendas para casos presentados en la corte antes del 12 de marzo tras "una revisión exhaustiva para garantizar una política que sea justa tanto para los inquilinos como para los propietarios".

"La reanudación limitada de los desalojos" estará sujeta a la orden de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) de EEUU que proporciona alivio federal de desalojo hasta el próximo 31 de diciembre a personas elegibles.

Según esa directiva, que entró en vigencia en septiembre pasado, la falta de vivienda aumenta la probabilidad de que las personas se muden a entornos como refugios, lo que aumenta el riesgo de la COVID-19.

En esa ocasión el gobernador Ron DeSantis amplió hasta el 1 de octubre la prohibición de desahucios de arrendatarios y ejecuciones hipotecarias de propiedades residenciales, no comerciales.

Sin embargo, la medida no evitó que los procesos comenzaran en las cortes.

Estados Unidos alcanzó este jueves 10.526.906 casos y 242.621 fallecidos, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Ver más