Últimas 15minutos

Sospechan que una barracuda atacó a un niño de 7 años en playa de Florida

Lo operaron rápidamente debido a la profunda herida y a la rotura de tendones y nervios que le produjo la mordida, que mereció 75 puntos

El ataque ocurrió el jueves mientras nadaba en aguas bajas en una playa de Fort Lauderdale, al norte de Miami (Pixabay)

15 minutos. Un menor de 7 años de edad fue atacado por un animal marino, presuntamente una barracuda, en una playa de Fort Lauderdale, en el sur de Florida. Al menor lo operaron de urgencias en un hospital de la zona, informaron este sábado medios locales.

El niño y su madre, Grey Sosa, dijeron al canal hispano Telemundo 51 que ellos creen que lo mordió un tiburón. Sin embargo, los salvavidas de Florida sospechan más bien que se trató de una barracuda, un peligroso pez que habita en aguas saladas.

El ataque ocurrió el jueves mientras nadaba en aguas bajas en una playa de Fort Lauderdale, al norte de Miami. Debido a la profunda herida y a la rotura de tendones y nervios que le produjo la mordida, que mereció 75 puntos, lo operaron rápidamente al día siguiente, según informó su madre.

Tiburones en Florida

Previo a este incidente, otro niño, de 9 años de edad y que estaba de vacaciones con su familia en Miami Beach, ingresó en un hospital luego de que un tiburón lo mordiera en una playa local.

El menor reside en Minnesota y viajó junto a su familia al sur de Florida. Tras el accidente, entró a quirófano de urgencas. El tiburón tenía unos 1,2 metros de largo, según declaró su madre, Kristine Weiskopf.

Las playas de Florida suelen ser escenario de ataques de tiburones. Uno de los últimos se registró en diciembre cuando un bañista casi muere desangrado mientras caminaba buscando auxilio. Lo mordió un tiburón en un brazo y una mano en una playa de Siesta Key, en la costa oeste de Florida.

El total de casos de ataques de tiburones a humanos reportados en 2020 fue de 120 (39 provocados incluidos), según el informe anual del Archivo Internacional de Ataques de Tiburones (ISAF) de la Universidad de Florida en Gainesville. Esto refleja que, por tercer año, el número de ataques no provocados ha descendido.

Ver más