Últimas 15minutos

Si la ciencia lo permite y te atreves, podrías empezar a comer pitones en Florida

Aunque no son venenosas, estos animales constituyen un grave riesgo para la vida silvestre nativa, ya que son una especie exótica invasora

Las pitones han consumido presas tan grandes como el venado cola blanca y lagartos americanos adultos (Cortesía Twitter @clarincom)

15 minutos. La Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca (FWC) de Florida está trabajando actualmente con el Departamento de Salud estatal para investigar los niveles de mercurio presentes en las pitones birmanas que habitan en los Everglades. Si el resultado es satisfactorio, pronto podrías comenzar a comer pitones, tanto en tu casa como en restaurantes de Florida.

"Actualmente, estamos en la etapa de recolección de tejido y la COVID-19 ha retrasado un poco nuestra línea de tiempo". Así lo dijo a la cadena CNN la portavoz de la FWC, Susan Neel. "El plan es que la mayoría de estas muestras provengan de pitones capturadas por nuestro programa de contratistas", precisó.

Por su parte, Mike Kirkland, gerente del programa de eliminación de pitones de la FWC, señaló que "el mercurio es un elemento natural en el medio ambiente y es alto en los Everglades. Se bioacumula en el medio ambiente y los niveles más altos se hallan en la parte superior de la cadena alimentaria, donde lamentablemente las pitones se han posicionado".

Donna Kalil, cazadora de pitones del programa de la FWC de Florida, aseguró que cuando las pitones son seguras para comer, pueden ser bastante deliciosas.

"Es realmente buena cuando la cocinas bien", dijo Kalil a CNN. "Esta sería una manera maravillosa de involucrar a más personas para ayudarnos a eliminar las pitones del medio ambiente. Sería bueno que la gente las cazara y se las comiera, pero primero debemos asegurarnos de que sean seguras".

El veneno es lo de menos

Las pitones son constrictoras que viven principalmente en el sur de Florida. Aunque no son venenosas, constituyen un grave riesgo para la vida silvestre nativa de la región, ya que son una especie exótica invasora que llegó de Asia a esta zona de Estados Unidos (EEUU) en la década de 1980, probablemente como mascota escapada o liberada.

Según la Universidad de Florida (UF), las pitones han consumido presas tan grandes como el venado cola blanca (Odocoileus virginianus) y lagartos americanos adultos (Alligator mississippiensis). "Mientras las pitones birmanas sigan expandiendo su rango a lo largo de Florida del Sur, se hace cada vez más importante conocer lo que están consumiendo, de modo de evaluar su impacto sobre la fauna nativa y poder predecir cuáles especies se encuentran en riesgo".

La pitones birmanas son una de las culebras más grandes del mundo. De acuerdo con la UF, pueden alcanzar hasta los 7 metros de largo y pesar más de 90 kilogramos.

Ver más