Últimas 15minutos

DeSantis firmó polémicas leyes sobre aborto e inmigración

El gobernador recibió críticas por aprobar un instrumento que exige permiso de los padres para que las jóvenes puedan abortar y otro que obliga a usar E-Verify para indagar sobre el estado migratorio de los trabajadores

Los republicanos Bill Galvano y Jose Oliva acompañaron a DeSantis durante la firma de la Ley sobre el uso de E-Verify (Cortesía de @TomLeeFL)

15 minutos. El gobernador de Florida, Ron DeSantis dio luz verde este miércoles a dos polémicas leyes. Una establece límites para que las jóvenes puedan abortar y otra obliga a usar E-Verify para indagar sobre el estado migratorio de los trabajadores.

DeSantis no hizo ningún anuncio sobre la aprobación de estas leyes. Sin embargo, el presidente del Senado, Bill Galvano y otros de sus partidarios se refirieron en particular a la medida que exige el consentimiento de los padres para que una menor de edad pueda poner fin a su embarazo.

Permiso para abortar

El republicano felicitó la aprobación de esta ley. Afirmó que la decisión de interrumpir un embarazo "implica someterse a un procedimiento médico significativo que resulta, en muchos casos, en impactos emocionales y físicos de por vida".

Los demócratas, también se pronunciaron indicando que una sección del proyecto que permite a los jóvenes solicitar una exención judicial no era práctica, según reseñó el Orlando Sentinel.

Por su parte, la presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood en el suroeste de Florida Central, señaló que esta ley expondrá a los jóvenes a un mayor peligro. "Lo que es peor, podría abrir la puerta a una reinterpretación de nuestro derecho constitucional a la privacidad y el derecho a un aborto seguro y legal en Florida".

Antes de este proyecto, en Florida se aprobó, en 2004, una enmienda constitucional que solicitaba la notificación a los padres pero no exigía su consentimiento. Previamente, en 1989, una ley de aborto de características similares fue revocada por el Supremo del estado.

E-Verify en acción

La segunda y controvertida ley firmada por DeSantis obliga a Gobiernos y empresas a recurrir a E-Verify para investigar el estado migratorio de sus trabajadores.

La nueva ley exige que los empleadores públicos de Florida, incluidos los municipios, los Gobiernos locales y cualquier escuela pública, colegio o universidad, verifiquen que sus empleados sean elegibles, incluso los ciudadanos estadounidenses y los residentes permanentes legales.

Resistencia al E-Verify

Este instrumento legal entró en vigencia, a pesar de la resistencia de los sectores agrícola y turístico. Estos son los principales motores de la economía en el "estado del Sol" y resultaron sumamente afectados por la pandemia del coronavirus.

Ante la firma, organizaciones civiles alertaron este miércoles que la norma afectará también a la empresa privada, trabajadores con permiso legal e incluso ciudadanos estadounidenses.

"En medio de la crisis económica provocada por la pandemia de COVID-19, esta ley es lo último que necesitamos en este momento". Así se lamentó Carrie Boyd, asesora política del Fondo de Acción del Southern Poverty Law Center (SPLC).

Impide incentivos económicos

Si bien esta ley no exige que las empresas privadas utilicen E-Verify, les impide recibir incentivos de desarrollo económico, detalló Boyd.

El SPLC indicó que de esta forma la ley "penaliza a los empleadores privados que no lo utilicen al prohibirles recibir incentivos de desarrollo económico".

Boyd subrayó que de esta forma más empleadores utilizarán dicha base de datos, que además "es conocida por su mal funcionamiento".

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) de Florida dijo que los fallos y demoras de E-Verify a la que se enfrentan ahora los empleadores pueden provocar que los trabajadores autorizados y ciudadanos estadounidenses puedan ser despedidos o que se les retiren las ofertas de empleo "por causas ajenas a su voluntad".

Ambas organizaciones manifestaron que muchos empleadores simplemente se negarán a entrevistar o contratar inmigrantes legales para evitar posibles conflictos con las autoridades federales.

Discriminación

"Esta ley dañará de manera desproporcionada y discriminatoria a los inmigrantes negros y morenos y a las comunidades de color", se quejó Boyd.

"Inevitablemente, este requisito abrirá las puertas a prácticas discriminatorias por parte de los empleadores que dañarían a las comunidades de color y a los inmigrantes", se lamentó Micah Kubic, director ejecutivo de ACLU Florida.

En Florida, donde una de cada cinco personas nació fuera de Estados Unidos, es fundamental que todas las personas en nuestro estado puedan vivir, trabajar y viajar sin temor a la discriminación, subrayó ACLU de Florida.

También la organización United We Dream se manifestó a través de la red social Twitter contra la firma de la Ley. Y destacó en 5 puntos lo que considera que debe saberse acerca de la norma SB 664. En este sentido, además de explicar que es el E-Verify y el alcance de la Ley, afirma que se trata de un nuevo ataque del Gobernador Santis contra los migrantes. También pone en tela de juicio que el gobernador tome esta medida en lugar de enfocarse en luchar contra la COVID-19. Finalmente, hace un llamado a involucrarse en la lucha contra el racismo y la xenofobia en Florida.

"Paso en la dirección correcta"

Entre tanto, la legisladora estatal republicana Heather Fitzenhagen se mostró este miércoles "orgullosa" de impulsar esta iniciativa. La considera "un paso en la dirección correcta hacia la reforma de la inmigración ilegal en Florida".

Ver más