Últimas 15minutos

Miami-Dade pide que se apruebe el paquete de estímulo

Los alcaldes del condado afirman que los recursos son insuficientes para la gran necesidad existente y se requiere ayuda federal

Cientos de personas esperando para recibir ayuda alimentaria durante jornada en parque Regatta en Miami (EFE/Ana Mengotti)

15 minutos. La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, y los alcaldes de dos ciudades de ese condado instaron este sábado al Gobierno federal de EEUU y al Congreso a aprobar "cuanto antes" un nuevo paquete de estímulo económico ante la grave situación social en esa zona del sur de Florida por la COVID-19.

"Ahora necesitamos ayuda más que nunca", dijo Levine Cava, quien indicó que la recibida antes fue un "salvavidas", pero ya se agotó.

Según datos estadísticos, Miami-Dade, con casi 3 millones de habitantes, de los cuales casi un 70 % son hispanos, es el área metropolitana con mayor inseguridad alimentaria de todo el país.

"Decenas de miles de personas en el condado de Miami-Dade están literalmente en un punto crítico tratando de salir adelante", subrayó.

El llamado de los alcaldes de Miami-Dade tiene lugar mientras las negociaciones para un segundo paquete de estímulo económico avanzan en el Congreso. Sin embargo, esta vez el plan bipartidista no incluiría cheques personales de 1.200 dólares como el primero, según medios.

Levine Cava, que padece COVID-19 y está en cuarentena, compareció virtualmente en una rueda de prensa que los alcaldes Francis Suárez, de Miami, y Dan Gelber, de Miami Beach, realizaron en persona en un punto de esta última ciudad donde en el marco de un reparto gratuito de alimentos.

Ayudar a la economía familiar

Gelber subrayó que "no es culpa" de ellos no tener dinero para alimentar a sus familias. Dijo que se quedaron sin trabajo a causa de la parálisis turística derivada de la COVID-19. Más de un millón de personas en Florida se contagiaron hasta ahora la enfermedad y unas 19.000 han muerto.

Gelber señaló que Miami Beach es una ciudad centrada en la hostelería y la restauración, que son los sectores más afectados por la pandemia. Agregó que la gente no tiene con qué pagar la renta de sus viviendas ni los productos básicos ni las facturas de los servicios públicos.

A este argumento Levine Cava agregó que ayudar a estas personas es también "ayudar a la economía" del sur de Florida.

Suárez, vicepresidente de la asociación de alcaldes de EEUU, instó a las autoridades municipales de todo el país a trabajar conjuntamente y "sin partidismos" para dar soluciones a la gente.

Recalcó que los recursos de que disponen las alcaldías son insuficientes para la gran necesidad existente y se requiere ayuda federal.

Los casos acumulados de COVID-19 en Miami-Dade hasta este viernes eran 238.813 y las muertes 3.888.

Crisis social

Según cálculos de Feeding America, una organización no gubernamental centrada en la alimentación, como consecuencia de la pérdida de empleos y de ingresos por la crisis de la COVID-19, la tasa de inseguridad alimentaria en Miami-Dade sobrepasa el 17 %.

Además, en el condado de Miami-Dade hay casi 6.500 peticiones de desahucio pendientes de ejecución, según cifras oficiales.

Fueron presentadas entre marzo y noviembre, cuando por una disposición especial por la COVID-19, no se podía desalojar de las viviendas de alquiler a los inquilinos que no pudieron pagar su renta, según fuentes oficiales citadas por el canal Local10.

Ahora ya se puede desahuciar. También hay compañías de servicios públicos, como Florida Power and Light (FPL), que reanudaron los cortes de suministro a los morosos con las facturas.

Según cifras de FPL, hasta octubre, cuando empezaron de nuevo las desconexiones, había más de 30.000 clientes en el estado que adeudaban las facturas de tres meses o más. Además, alrededor de 40.000 debían dos meses o más.

Ver más