Últimas 15minutos

El Museo Dauer de Autos Clásicos, una cápsula del tiempo en Florida

La exhibición, que cuenta con 70 vehículos, abrió al público general en el mes de marzo

El museo puede visitarse de lunes a viernes y los fines de semana por cita (EFE/EPA/Cristobal Herrera-Ulashkevich)

15 minutos. Como una cápsula del tiempo, el Museo Dauer de Automóviles Clásicos en Sunrise, sur de Florida, atesora una impresionante colección de vehículos antiguos.

Este "templo" a un invento que cambió a la humanidad rinde especial pleitesía a los convertibles de fabricación estadounidense de los años 50 y a toda esa década dorada.

Largos, cromados y coloridos modelos de Cadillac, Buick o Dodge, en amarillos, rosados y tonos violeta, se alinean en una nave industrial de unos 30.000 pies (más de 9.000 metros) cuadrados en Sunrise, localidad al noroeste de Miami.

"Aprendemos de la historia", señaló a Efe Edward Dauer, creador de este singular museo junto a su esposa, Joanne, frente a un Cadillac de 1906, con un motor de 10 caballos de potencia, que repartía flores en Pittsburgh (Pensilvania). Es el vehículo más antiguo que se expone en el Museo Dauer de Florida.

El recinto funcionó desde 1971 como un museo privado y abrió sus puertas al público en general en marzo pasado.

Como salidos de la fábrica

"Están como salieron originalmente de la fábrica", recalcó Dauer sobre los alrededor de 70 vehículos que alberga el museo. La colección incluye curiosidades como una ambulancia de 1971, aún con licencia en vigor. También un auto de guerra de 1952 que fue usado en el conflicto entre las dos Coreas (1950-1953).

"Cuando lo compramos tenía todavía agujeros por las balas", recordó el dueño del Museo Dauer, que es profesor ingeniería biomédica, radiología y medicina familiar, en la Universidad de Miami en Florida.

Museo Dauer de Autos Clásicos
El museo fue creado por Edward Dauer y su esposa (EFE/EPA/Cristobal Herrera-Ulashkevich)

Hay además un camión cisterna de 1934 que transportó gasolina en Arizona. Tiene el rótulo original de la compañía Texaco, que los Dauer adquirieron a los nietos de su dueño original. Como todos los otros en exposición está completamente restaurado y operativo.

Dauer explicó que 70 % de los autos que se exhiben se renovaron en el propio taller que poseen.

La "triple joya de la corona" la constituyen un Cadillac Eldorado de 1953, que fue el primer año en que se fabricó ese modelo; un Buick Skylark, también de 1953; y un Oldsmobile Fiesta igualmente de 1953, del que solo se fabricaron 458 ese año.

Otro de los atractivos es el Cadillac Imperial Limousine, el más caro que la firma fabricó en 1956 y que tiene capacidad para nueve pasajeros.

Enamorados de los autos de la década de los 50 y 60, los Dauer afirman que fue en esos años cuando despegaron las innovaciones en cuanto a diseño y maquinaria en la industria automotriz.

Recuerdos para los Baby Boomers

En las filas de autos y otros vehículos como tractores antiguos hay vestigios de la década de los años 50 que dan una idea de lo que fue el mundo post Segunda Guerra Mundial. Se incluyen las famosas cajas de música (Jukebox), señales de tráfico, surtidores de gasolina y hasta cámaras de televisión, algunas de ellas las primeras en grabar a color.

Todo el lugar es casi un tributo al siglo pasado. Para muestra están las recreaciones de un autocine, una gasolinera y hasta la entrada de un cine, con marquesinas incluidas, en lo que es un conjunto de memorias que no escatima en servilleteros, botellas de refrescos, teléfonos con disco y letreros propios de los 50.

Los Dauer mantuvieron durante años este museo cerrado al público y solo se podía acceder con invitación. Luego, a partir de 2001 comenzó a albergar eventos benéficos y de recaudación de fondos.

El interés histórico de su colección los motivó finalmente a permitir el acceso al público, de lunes a viernes y los fines de semana solo con cita. El espacio también da cabida a vehículos europeos (Mercedes Benz o BMW), así como a autos modernos, como el Aston Martin de 2018.

Vehículos de ayer y de hoy

Sobre las diferencias entre los vehículos de hoy y los de antaño, Dauer señaló que "los carros de ahora son mejores en términos de mecánica, pero no estéticamente ni en estilo".

En el siglo XVIII surgieron inventos como el Fardier, un vehículo con motor de dos cilindros verticales, propulsión a vapor y tres ruedas creado en 1769 por el francés Nicolas-Joseph Cugnot. A fines del siglo XIX empezaron a aparecer los automóviles a gasolina, como el Benz-Patent Motorwagen de 1885, creado por el alemán Karl Benz y considerado el antecedente de los actuales.

Sin embargo, no fue hasta comienzos del siglo XX, de la mano de Henry Ford, cuando empezó la producción masiva de automóviles en EEUU.

Ver más