Últimas 15minutos

Estafaron USD 8,4 millones de las ayudas por COVID-19 para comprarse una lujosa casa en Orlando

Joshua Edwards, en nombre de ASLAN International Ministry, Inc., presentó una solicitud falsa de préstamos del Programa de Protección de Salarios

La obtención del dinero por parte de los Edwards se acogió a la ley de alivio y seguridad económica durante la pandemia, conocida como Cares Act (Cortesía Twitter @candelaacu_)

15 minutos. La Fiscalía General de Estados Unidos (EEUU) recuperó 8,4 millones de dólares que una familia de Florida recibió de forma fraudulenta de los programas de ayudas por la COVID-19 y con el que trató de comprarse una casa de 3,7 millones de dólares en Orlando.

La fiscal Karin Hopmann anunció este jueves que, de forma definitiva, un fallo judicial ordenó la devolución del dinero que la familia Edwards obtuvo de manera ilícita.

Según los documentos judiciales del caso, en abril de 2020 Joshua, Joy, Evan y Mary Jane Edwards estafaron millones de dólares a la Administración de Pequeñas Empresas (SBA). En concreto, con fondos de ayuda para negocios afectados por la pandemia.

Programa de Protección de Salarios (PPP)

Joshua Edwards, en nombre de ASLAN International Ministry, Inc., presentó una solicitud falsa de préstamos del Programa de Protección de Salarios (PPP).

Con el dinero que obtuvo de las ayudas por COVID-19, la familia trató de comprarse una casa con un precio de 3,7 millones de dólares en una lujosa comunidad dentro del Walt Disney World Resort en Orlando.

Los fondos restantes se repartieron ente diversas cuentas bancarias que los Edwards abrieron para que se perdiera el rastro del dinero.

La sección de Lavado de Dinero y Pérdida de Activos del Departamento de Justicia recibió entonces una petición para que los fondos se devolvieran a SBA. La Fiscalía acudió a la justicia para lograrlo.

La obtención del dinero por parte de los Edwards se acogió a la ley de alivio y seguridad económica durante la pandemia, conocida como Cares Act. La norma se promulgó en marzo de 2020 y proveyó asistencia financiera de emergencia a millones de ciudadanos afectados por los efectos económicos de la COVID-19.

La ley autorizó la concesión de préstamos a fondo perdido por un monto de 349.000 millones de dólares para pequeños negocios. La idea: que no se perdieran puestos de trabajo, entre otros objetivos.

En abril de 2020, el Congreso autorizó más de 300.000 millones de dólares adicionales para el PPP.

Ver más