Últimas 15minutos

La exhumación: un paso más hacia la beatificación de José Gregorio Hernández

El "médico de los pobres" será el cuarto beato venezolano; el primer hombre y laico beatificado en Venezuela

Su proclamación se avizora para el primer trimestre de 2021 (Cortesía @Conferencia Episcopal de Venezuela)

15 minutos. Este lunes, la Iglesia católica venezolana procedió a exhumar los restos del venerable José Gregorio Hernández como antesala de su inminente beatificación, prevista para el primer trimestre de 2021.

El cardenal Baltazar Porras, arzobispo de Mérida y administrador apostólico de Caracas anunció la exhumación de los restos de este médico, como lo exige El Vaticano.

“Hay que ir a la tumba donde reposan los restos para una inspección que es hecha por médicos patólogos, especialistas, y los fiscales jurídicos de la Iglesia que son como los testigos forenses, quienes dicen que allí hay o no restos humanos”, señaló la Arquidiócesis de Caracas en un comunicado.

El proceso fue similar al que ocurrió en 1975, cuando los trasladaron desde el Cementerio General Sur hasta la Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, donde están actualmente.

Además, prevén extraer “reliquias de primer grado”, consistentes en fragmentos diminutos de osamentas para distribuirlas por todas las diócesis y arquidiócesis del país sudamericano.

Otras serán enviadas a Roma o guardadas con fines eclesiásticos, según Vatican News.

"El médico de los pobres”

José Gregorio Hernández nació el 26 de octubre de 1864 en Isnotú (estado Trujillo), una localidad del occidente venezolano.

Se graduó de medicina en la Real y Pontificia Universidad de Caracas, ciudad en la que moriría el 29 de junio de 1919.

Lo atropellaron por accidente a los 54 años, pero dejó su huella en el ámbito sanitario. Incluso llegaría a ser miembro fundador de la Academia de Medicina de Venezuela, ocupando el escaño XXVIII.

Según la Congregación para las Causas de los Santos, consultada por 15 minutos mediante correo electrónico, “profesó su fe católica en un ambiente materialista”. Al tiempo que ingresó en la Tercera Orden Regular de San Francisco, donde su compromiso de “ayudar a los más necesitados” se hizo más fuerte.

“Movido vocacionalmente hacia la vida consagrada contemplativa, en 1908 pidió que lo admitieran en la Certosa di Farneta (Lucca), pero por razones de salud solo estuvo allí nueve meses”.

Tuvo que regresar a Caracas y cinco años más tarde “comenzó a prepararse para el sacerdocio, yendo al Collegio Pio Latino Americano de Roma”, aunque una vez más, los problemas de salud cerraron el camino. Estando allí, según la Congregación, “le sobrevino una pleuresía (inflamación de la pleura)”.

José Gregorio Hernández y su proceso de beatificación

José Gregorio Hernández, será el cuarto beato venezolano; el primer hombre y laico beatificado en ese país suramericano. Le antecedieron las religiosas María de San José, Candelaria de San José y Carmen Rendiles.

En 1986, el Papa Juan Pablo II autorizó la promulgación del Decreto sobre el heroico ejercicio de las virtudes por parte de Hernández, apuntó el cardenal Ángelo Becciu, entrevistado por El Nacional cuando era Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

“La Postulación de la Causa presentó para el examen (…) una presunta curación milagrosa, atribuida a su intercesión de una niña que sufrió un ‘grave trauma craneoencefálico con lesión por disparo de arma de fuego", según el gabinete informativo de la entidad vaticana en respuesta a 15 minutos.

"Este percance se produjo el 15 de marzo de 2017. Mientras estaba con su padre en moto sufrieron un robo a mano armada”, explican.

La joven recibió varios disparos a corta distancia y llegó al hospital cuatro horas más tarde. Aunque los pronósticos médicos eran preocupantes, “mejoró repentinamente”. Tanto que le otorgaron el alta “en buen estado de salud y sin déficits neurológicos o cognitivos”.

Este 19 de junio, el Papa Francisco otorgó el permiso necesario para concretar su beatificación, de modo que se han cumplido todos los requerimientos establecidos.

Solo faltaría su proclamación, que avizoran el primer trimestre de 2021.

Un hombre de Dios

En declaraciones recogidas por la Arquidiócesis de Caracas, el cardenal venezolano Jorge Urosa Sabino se refirió al suceso como “un acto de justicia” reconocido por la iglesia católica “a través de su máxima autoridad, el Papa Francisco”.

Urosa ha descrito al galeno tachirense como un “hombre de Dios”. “Se distinguió por sus méritos civiles, su condición académica y su extraordinario desempeño como médico”, señaló.

“José Gregorio Hernández representa un reclamo de perdón y reconciliación, de vivencia cristiana audaz y sencilla, servicio, honestidad, trabajo y abnegación”, resaltó monseñor Adán Ramírez.

Con información de El Nacional, la Arquidiócesis de Caracas y Vatican News

Más Vistas

Ver más

Más Compartidas