Últimas 15minutos

Schitt's Creek hizo historia en los premios Emmy

Succession y Watchmen, ganadoras de mejor drama y mejor serie limitada, también brillaron en la gala

15 minutos. Era la noche para conocer a la heredera de Game of Thrones pero, aunque los Emmy virtuales coronaron este domingo a Succession como mejor drama y a Watchmen como mejor serie limitada, la absoluta triunfadora fue Schitt's Creek, que arrasó en todos y cada uno de los apartados de comedia.

Esta modesta serie canadiense hizo historia al llevarse los premios a mejor comedia, actor (Eugene Levy), mejor actriz (Catherine O'Hara), actor de reparto (Dan Levy), actriz secundaria (Annie Murphy), mejor guion cómico (Dan Levy) y mejor dirección en una comedia (Andrew Cividino y Dan Levy).

Nunca antes una serie había conseguido todos los premios principales de comedia y ninguna se había anotado tampoco tantos galardones en una sola ceremonia de los Emmy (nueve en total contando los de las galas previas).

Este fue el colofón ideal para las seis temporadas de Schitt's Creek, una comedia sobre una adinerado clan que se reinventa tras arruinarse. Su origen también queda en familia, ya que sus creadores son Eugene Levy y su hijo Dan.

"Nuestra serie, en su punto central, va de los efectos de transformación que tiene el amor y la aceptación. Eso es algo que necesitamos ahora más que nunca antes", dijo Dan Levy sobre esta comedia muy reconocida por su tratamiento respetuoso de la comunidad LGBT.

Y Eugene Levy aplaudió a su hijo por haber convertido Schitt's Creek en "una celebración de la inclusividad, un castigo a la homofobia y una declaración del poder del amor".

De dragones a puñaladas familiares

La despedida en 2019 de Game of Thrones, la serie más premiada en la historia de los Emmy (59 estatuillas), dejó este año la pista despejada para los candidatos a mejor drama, una corona que acabó reclamando la shakesperiana y muy adictiva Succession.

Esta serie de HBO, acerca de las puñaladas y traiciones en una familia que posee un conglomerado mediático, se hizo en total con siete Emmy, incluido el de mejor actor (Jeremy Strong).

Además, Jesse Armstrong, el creador de Succession, dio uno de los discursos más políticos de la velada.

"Quiero no dar las gracias al presidente Donald Trump por su horrible y no coordinada respuesta al coronavirus, quiero no dar las gracias al presidente Boris Johnson por hacer lo mismo en mi país (Reino Unido), quiero no dar las gracias a todos los gobiernos nacionalistas que están haciendo lo opuesto a lo que necesitamos ahora, y quiero no dar las gracias a todos los magnates de los medios que hacen tanto por la gente en el poder", afirmó.

Watchmen: reflexión sobre el racismo

Extender en la pequeña pantalla el legendario cómic de Alan Moore y Dave Gibbons parecía una apuesta muy arriesgada. Sin embargo, Watchmen, de HBO, confirmó este domingo que es una de las grandes sensaciones televisivas de la temporada. Su explosiva y ambiciosa reflexión sobre el racismo en EEUU le dio el Emmy a la mejor serie limitada.

Watchmen partió como gran favorita con 26 nominaciones y acabó siendo la serie más premiada de estos Emmy con 11 distinciones, incluida la de mejor actriz de una serie limitada o película para la pequeña pantalla (Regina King).

"Tengan claro que su voto en las próximas elecciones cuenta", aseguró King. La actriz vistió una camiseta con la imagen de la joven afroamericana Breonna Taylor que murió por disparos de la Policía.

Con un argumento relacionado con la masacre racista de Tulsa (EEUU) en 1921, Watchmen conecta con las reivindicaciones antirracistas de Black Lives Matter que han marcado el pulso de EEUU en los últimos meses.

Y por eso Damon Lindelof, el cerebro de Watchmen y que ha estado detrás de otros fenómenos televisivos como Lost (2004-2010), dedicó su premio a las víctimas y supervivientes de aquella matanza de afroamericanos.

Además, Lindelof lanzó un consejo a todos los que trabajan en la televisión. "Dejen de preocuparse por la cancelación de su serie y piensen en qué hacer para que la renueven".

Triunfo de HBO y buen debut de Disney +

Impulsada por Watchmen y Succession, HBO fue la compañía más distinguida en estos Emmy con 30 premios (a partir de 107 nominaciones) y superó así a Netflix, que desembarcó con unas impresionantes 160 candidaturas pero que al final se tuvo que conformar con 21 galardones.

Disney+ tuvo un notable estreno. Se embolsó 8 galardones en su debut en la televisión gracias, sobre todo, a los 7 reconocimientos de The Mandalorian.

En cambio, la cruz de los novatos fue para Apple TV+. Su enorme apuesta de The Morning Show pasó prácticamente desapercibida salvo por el Emmy al mejor actor dramático de reparto para el espléndido Billy Crudup. El intérprete derrotó a nada menos que tres candidatos de Succession en su categoría.

Por último, Jennifer Aniston figuraba como aspirante con galones a la mejor actriz dramática por The Morning Show, pero el premio fue finalmente para Zendaya. Su deslumbrante trabajo en Euphoria la convirtió en la ganadora más joven de esa categoría en toda la historia de los Emmy (24 años recién cumplidos).

Ver más