Yellen garantizó que el sistema bancario “es sólido”, aunque “tenemos que investigar qué pasó” con el SVB

La secretaria del Tesoro defendió que ningún ente regulador puede proteger a una institución de una retirada de depósitos exacerbada

15 minutos. La secretaria del Tesoro de Estados Unidos (EEUU) Janet Yellen aseguró este jueves que el sistema bancario “es sólido” tras el colapso del Silicon Valley Bank (SVB). Además, dijo que los ciudadanos estadounidenses pueden confiar en que sus depósitos “estarán ahí cuando los necesiten”.

En su comparecencia ante legisladores en el Senado, que inicialmente estaba agendada para responder preguntas sobre el nuevo proyecto de presupuestos del Gobierno, Yellen tuvo que referirse a la debacle del SVB. Su caída ha desatado una avalancha de dudas sobre el sector.

La titular de la cartera del Tesoro recordó que, durante esta semana, la Administración del demócrata Joe Biden ha tomado “medidas decisivas” para estabilizar el sistema bancario.

Primero, trabajamos junto a la Reserva Federal (FED) y la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC) para proteger los depósitos“. Así lo explicó Yellen, recordando que el mismo lunes los clientes del SVB podían acceder a todo el dinero que tenían en sus cuentas.

Esto se hizo, explicó la funcionaria, sin utilizar dinero de los contribuyentes. Los fondos que se usan para proteger los depósitos provienen de tasas que pagan los propios bancos.

Además, la FED puso en marcha un nuevo fondo para que los bancos que necesiten asegurar los depósitos de sus clientes tengan dinero para hacerlo.

La caída del SVB disparó los temores de una nueva crisis financiera. Muchos expertos apuntan a la situación excepcional de la firma, especializada en atender a empresas emergentes, y a las de capital de riesgo que las financian.

Regulación y supervisión

Con todo, el pánico se fue extendiendo y acabó con otro banco especializado en tecnología, el Signature Bank, con sede en Nueva York. También obligó a la firma Credit Suisse a pedir prestados unos 54 mil millones de dólares al banco central suizo tras una caída histórica de sus acciones.

Muchos analistas esperan que la situación obligue a la FED a frenar sus subidas de tipos, con las que tratan de poner coto a la inflación.

Otro aspecto que la crisis puso de relieve es el papel de los reguladores. Varios legisladores interrogaron a Yellen sobre las razones por las que los organismos que se encargan de supervisar la salud de los bancos no se dieron cuenta de la frágil situación del SVB.

“Creo que tenemos que investigar qué pasó exactamente (…) y asegurarnos de que nuestro sistema regulador y de supervisión se ajusta de forma apropiada para que los bancos puedan gestionar sus riesgos y evitar problemas como los que estos 2 han sufrido”, aseguró Yellen.

La propia FED anunció el lunes que investigará su gestión y supervisión del banco californiano. Publicará un informe con sus conclusiones a comienzos de mayo.

Sin embargo, y pese a las dudas sobre la supervisión de estas firmas, Yellen defendió que ningún sistema regulador puede proteger a una institución de una retirada de depósitos exacerbada e impulsada en las redes sociales, como ocurrió en el caso del SVB.

Más vistas