Últimas 15minutos

Trump prohibirá la entrada de aerolíneas chinas a EEUU

La medida es la última en el marco de una escalada de tensiones entre el país norteamericano y el gigante asiático

Pekín impidió que las compañías estadounidenses amplíen su servicio en el país (EFE)

15 minutos. El Gobierno de Estados Unidos (EEUU) emitió este miércoles una orden por la que prohibirá la llegada de vuelos de aerolíneas con sede en China a partir del 16 de junio.

Sin embargo, el presidente de EEUU, Donald Trump, puede modificar dicha normativa antes si así lo desea, explicó el Departamento de Transportes en un comunicado.

La medida es la última en el marco de una escalada de tensiones entre EEUU y China, que incluye disputas sobre el comercio y la pandemia del coronavirus.

Pekín impidió que las compañías estadounidenses amplíen su servicio en el país, mientras que cuatro de sus aerolíneas mantuvieron los vuelos hacia y desde EEUU.

Las aerolíneas estadounidenses pidieron reanudar el servicio el 1 de junio, pero no obtuvieron "luz verde" por parte del Gobierno chino.

A finales de mayo, el Departamento de Transportes estadounidense aseguró que China rompió un acuerdo bilateral que permitía el servicio de aerolíneas entre los dos países al no responder a las solicitudes de Delta Air Lines y United Airlines Holdings.

Además, acusó a China de bloquear injustamente los intentos de las aerolíneas de reanudar el servicio en ese país, según recoge Bloomberg.

Iglesia critica que Trump

Vistiendo una atípica corbata azul -que simboliza paz y reconciliación- en la tarde del pasado lunes el presidente estadounidense, Donald Trump, salió caminando con parsimonia desde la Casa Blanca hasta la iglesia la legendaria iglesia St. John's para posar junto a una biblia.

En teoría el hecho no tendría mayor controversia si no fuese por el contexto en el que ocurrió y la simbología que la rodeó.

Autoridades religiosas del país criticaron al presidente por intentar beneficiarse al posar junto a uno de los objetos sagrados del cristianismo.

La obispa de la iglesia, reverenda Mariann Budde se mostró indignada por lo ocurrido.

"Fue traumático y profundamente ofensivo en el sentido que algo que es sagrado fue utilizado incorrectamente para un gesto político", dijo la religiosa a la radio pública NPR.

Ver más