Últimas 15minutos

Los Kennedy de luto

El poder y el dinero no han podido apartar la tragedia de esta familia, que en 2020 despidió a tres de sus miembros

Mientras que la última representante de la generación del presidente John F. Kennedy, Jean Kennedy Smith, se despedía de este mundo a los 92 años en su residencia, su sobrina nieta moría ahogada junto a su pequeño en las aguas del Atlántico (DPA)

15 minutos. En estos días, la familia Kennedy regresó a las páginas de la prensa norteamericana y nuevamente lo hizo de manos de la muerte. Un signo que acompaña a todos los humanos, pero en el caso de esta familia, que fue símbolo del poder y de lo aristocrático, la tragedia ha sido el eslabón con la que se ha vinculado.

Mientras que la última representante de la generación del presidente John F. Kennedy, Jean Kennedy Smith, se despedía de este mundo a los 92 años en su residencia de Nueva York, su sobrina nieta moría ahogada junto a su pequeño en las aguas del Atlántico.

La octava y penúltima hija de Joseph y Rose Kennedy podría considerarse la más discreta, ya que vivió alejada de la crónica social. Su hija, Kym Smith, expresó a la prensa que su madre había tenido una vida increíble.

Si bien Jean fue la más tímida, tuvo una preparación y una capacidad que la podrían haber hecho una política fina. Participó activamente en la campaña hacia la Presidencia de su hermano John F. Kennedy e incluso, en 1963, llegó a sustituir a su cuñada Jackie Kennedy en una recepción de Estado, en honor al presidente de Irlanda que se ofreció en la Casa Blanca.

Dos hijos y un escándalo

En su matrimonio con Stephen Smith, tuvo dos hijos: el abogado Stephen Edward Smith Jr. y el médico William Kennedy Smith. Posteriormente, el matrimonio adoptó a dos niñas, Amanda y Kym Smith.

Al poco tiempo del fallecimiento de Stephen E. Smith, el escándalo llegó a la familia. William, en Florida, fue acusado de violación, pero absuelto después de un juicio muy publicitado que contó con la participación de algunos miembros de la familia que declararon a su favor.

Patricia Bowman, de 29 años, la supuesta víctima, no logró convencer al jurado. Mientras que William, quien no negó haber tenido relaciones sexuales con ella, se mostró coherente y seguro, salvándose de unos cuantos años de prisión. El juicio tuvo una cobertura periodística singular, e incluso fue televisado y dio pie a una serie que transmitió Fox.

Algunos medios consideraron que el prestigio de la familia, un buen equipo de defensa y la seguridad de William, convencieron al jurado.

El derecho a contar su historia

Jean Kennedy Smith también conserva un récord dentro de la familia, la de ser la Kennedy de mayor edad que aceptó un cargo público. Durante la presidencia de Bill Clinton, este la nombró embajadora en Irlanda entre 1993 y 1998. Ella tenía 65 años.

También escribió sus memorias, que tituló The Nine of Us. Growing Up Kennedy. Se trata de una mirada íntima y benévola del clan familiar más famoso de Estados Unidos (EEUU).

La última sobreviviente de una generación hace hincapié en los afectos, en la hermandad que existió entre los 9 hermanos. y no duda en reconocer que fueron unos niños afortunados. Se trata de una mirada muy singular, donde prevalece una narración que huye de los escándalos y muestra los días felices.

En el libro ignora las largas ausencias del padre y la indiferencia de la madre. Pero como lo dijo en su momento el periodista, Michael Shnayerson, en la reseña que hizo en The New York Times sobre la obra: la última Kennedy de su generación tenía el derecho a contar la historia que deseaba dar a conocer.

Otro trágico año para el clan

Jean Kennedy Smith llegó a los 92 años y pudo morir en su cama. Otros dos miembros más jóvenes de la familia sí fueron tocados por la tragedia en 2020. Se trata de Maeve Kennedy Townsend McKean, de 40 años, y su hijo Gideon, de 8 años, quienes murieron ahogados en las costas de Maryland.

Los Kennedy de luto
Maeve y su hijo Gideon (Cortesía Twitter @laotracara_co)

Ella es hija de Kathleen Hartington Kennedy Townsend; por lo tanto, nieta del senador Robert Kennedy y de su esposa Ethel, quien tiene 92 años, la misma edad de su cuñada Jean, de quien hablamos anteriormente.

De acuerdo con las declaraciones de la familia, Maeve se encontraba en la residencia que poseen en la bahía de Chesapeake, Maryland. Gideon jugaba con la pelota cuando esta cayó al agua y decidieron rescatarla. Se subieron a una lancha que, según el relato de la Policía, la corriente la alejó de la costa y el fuerte oleaje volteó la pequeña embarcación, cayendo ambos al agua y ahogándose.

Los cuerpos apareciendo una semana después a un kilómetro de distancia, uno de otro. Maeve tenía 41 años y se había destacado por su activismo. Era abogada de salud pública y derechos humanos y se desempeñó como directora ejecutiva de la Iniciativa de Salud Global de la Universidad de Georgetown.

Se habían trasladado de Washington a Chesapeake para pasar allí la cuarentena y poder disfrutar de más espacio libre. Pero terminó en una doble tragedia. La fatalidad sigue acompañando a los Kennedy.

Ver más