Últimas 15minutos

Los abusos sexuales deben salir de la cadena de mando, sugirió el Pentágono

Austin aseguró que su propuesta busca "acabar finalmente con el flagelo de la agresión sexual y el acoso sexual en las Fuerzas Armadas"

En un comunicado, Austin adelantó que en los próximos días presentará al presidente Joe Biden una serie de recomendaciones al respecto (Pixabay/Todd MacDonald)

15 minutos. El jefe del Pentágono Lloyd Austin anunció este martes que apoyará cambios en el sistema judicial castrense para que los delitos de abusos sexuales salgan de la cadena de mando y sean evaluados por abogados militares con carácter independiente.

En un comunicado, Austin adelantó que en los próximos días presentará al presidente Joe Biden una serie de recomendaciones al respecto. El objetivo: "Acabar finalmente con el flagelo de la agresión sexual y el acoso sexual en las Fuerzas Armadas".

Las declaraciones de Austin representan un cambio radical con respecto a la postura tradicional del Pentágono. Durante décadas, la institución se ha resistido a la intervención de abogados independientes. A su juicio, considera que los comandantes son los que están mejor equipados para decidir si se presentan cargos ante acusaciones de acoso y abuso sexual.

Austin, que este miércoles testifica ante el comité de las Fuerzas Armadas de la Cámara Baja, dijo que quiere trabajar con el Congreso para lograr esos cambios en el sistema judicial castrense.

Sin embargo, no expresó su punto de vista sobre ninguno de los proyectos legislativos que se presentaron recientemente para abordar ese problema.

Proyectos en estudio

Una de esas iniciativas, que impulsa la senadora demócrata Kirsten Gillibrand, va más allá de lo dicho por Austin. Busca que todos los crímenes, incluyendo los asesinatos y abusos sexuales, sean gestionados por abogados militares independientes al Pentágono, en vez de miembros de la cadena de mando.

Además, en la Cámara de Representantes, la demócrata Jackie Speier y el republicano Mike Turner presentaron otro proyecto legislativo similar al de Gillibrand. Lleva el nombre de la soldado hispana Vanessa Guillén, asesinada mientras trabajaba en la base de Fort Hood (Texas).

Esa soldado, de 20 años de edad, desapareció en abril de 2020 tras confesar a su familia que uno de sus sargentos la acosó sexualmente.

Sus restos mutilados fueron hallados cerca del río León. Los enterró su presunto asesino, su compañero en la base Aaron David Robinson, quien se suicidó cuando la Policía fue a interrogarlo.

El caso de Guillén, de ascendencia mexicana, atrajo la atención nacional de Estados Unidos (EEUU). Además, expuso la necesidad de cambios en la manera en la que las Fuerzas Armadas investigan los casos de abuso y acoso sexual.

Ver más