Últimas 15minutos

Detener el flujo de armas de fuego será prioridad en la estrategia de Biden para frenar la violencia

La iniciativa se anuncia frente al temor a un incremento de los tiroteos durante el verano. La medida será financiada con el plan de rescate

El nuevo paquete de medidas pone el foco en proporcionar ayuda a los Gobiernos estatales, locales, territoriales y tribales para contratar más agentes de Policía (EFE/EPA/Clemens Bilan)

15 minutos. La Administración de Joe Biden aprobó una "estrategia amplia", que incluye una batería de medidas preventivas, para hacer frente al repunte de la violencia con armas de fuego que sacude al país, mientras sigue urgiendo al Congreso a tomar medidas. Los tiroteos se han convertido en una "epidemia" en Estados Unidos (EEUU).

El presidente estadounidense considera que el aumento de la violencia con armas de fuego es algo "inaceptable". Tras instar al Congreso a aprobar una legislación que ponga fin a este incremento, Biden aprobó una "estrategia integral" que aplica "medidas preventivas que han demostrado reducir la delincuencia violenta" que involucra armas.

Según un comunicado de la Casa Blanca, estas disposiciones atacan "las causas profundas" de este fenómeno. Por ello, persiguen "el flujo de armas de fuego utilizadas para cometer delitos". Además, estarán financiadas gracias al plan de rescate.

Ayudas a Gobiernos

El nuevo paquete de medidas pone el foco en proporcionar ayuda a los Gobiernos estatales, locales, territoriales y tribales para contratar más agentes de Policía. Eso sí, con "la formación y la responsabilidad" necesarias para llevar a cabo su trabajo "eficazmente".

También se apoyarán programas de intervención en la violencia comunitaria de "eficacia probada". Asimismo, se fomentarán las oportunidades de empleo de verano y se abordará "el vínculo directo entre la violencia con armas de fuego y el aumento de la delincuencia violenta" para "mantener las armas lejos de las manos equivocadas".

Para esto, se enfocarán las acciones en "detener el flujo de armas de fuego utilizadas en los crímenes" y en que los traficantes "rindan cuentas".

La iniciativa se anuncia frente al temor a un incremento aún mayor de la violencia durante el verano, detalló la Casa Blanca.

De esta forma, esta estrategia se suma a una serie de acciones aprobadas por la Administración Biden en los últimos meses con la vista puesta en frenar este repunte violento. Por ejemplo, como las medidas destinadas a acabar con las "armas fantasmas", vendidas sin número de serie ni información de identificación.

"Ahora es el momento de actuar", precisó Biden para destacar el aumento de la violencia en el último año y medio. Esto se ha traducido en un incremento del 30 % en los homicidios y de un 8 % en los asaltos con armas de fuego en grandes ciudades.

Ver más