Últimas 15minutos

Exigen despedir a policías por muerte en marzo del afroamericano Manuel Ellis

Como si se tratara de un patrón, el audio de la radio captó cuando el joven de 33 años gritaba "no puedo respirar"

Según la autopsia, Ellis murió de un paro respiratorio, hipoxia y restricción física cuando estaba esposado y retenido por los oficiales en el pavimento (Cortesía Twitter @mariamariwana)

15 minutos. Antes de George Floyd en Mineápolis, falleció el afroamericano Manuel Ellis en Tacoma, Washington, el pasado 3 de marzo. Pero similar al hombre de 46 años, cuya muerte encendió las recientes protestas raciales en todo Estados Unidos (EEUU) y varios países del mundo, el joven de tan solo 33 años gritó que no podía respirar mientras se hallaba bajo custodia policial.

Según la autopsia, Ellis murió de un paro respiratorio, hipoxia y restricción física cuando estaba esposado y retenido por los oficiales en el pavimento. No puede ser mera casualidad.

De hecho, la alcaldesa de Tacoma, Victoria Woodards, además de condenar los terribles hechos la noche del pasado jueves en una conferencia de prensa, confirmó que la muerte de Manuel Ellis fue un homicidio, señaló la cadena Telemundo.

Exigen despedir a policías por muerte del afroamericano Manuel Ellis
Este era Manuel Ellis (Cortesía Twitter @jbibleattorney)

Woodards aseguró que pedirá el despido de los cuatro oficiales de la Policía que cometieron el crimen y que sean "procesados con todo el peso de la ley".

Asimismo, exigió al aguacil del condado de Pierce que le suministre todos los detalles de las acciones de cada oficial presente en la escena, al tiempo que le pidió al administrador de la ciudad la asignación de fondos para colocar cámaras corporales en los agentes.

"Como mujer afroamericana, no necesitaba un video para creer (...). Mientras veía ese video, me enfurecí y me enojé y decepcioné aun más. No puedo quitarme este color de piel todos los días. No puedo salir como una persona diferente y mientras sea alcalde, sigo siendo negra. Todavía me tratan como una mujer afroamericana", aseguró Woodards.

Nuevas evidencias

La noche del jueves apareció un nuevo video del arresto de Manuel Ellis. En la grabación, se ve a los oficiales de la Policía de Tacoma golpear al joven a un lado de la carretera. Incluso, se oyen las súplicas de una mujer que pide que dejen de golpearlo y que solo lo arresten.

El Colectivo de Acción de Tacoma fue quien proporcionó el video, en el que se observa a los oficiales decirle a Ellis que "ponga las manos en la espalda" mientras están encima de él.

Según Telemundo, la mujer que capturó el video estaba dentro de su auto porque se detuvo justo detrás del vehículo policial en el borde sur de Tacoma. Recientemente, se presentó con la grabación, pero no se había percatado de que el afroamericano murió esa misma noche. Así lo afirmó el abogado de la familia Ellis, James Bible.

Como si se tratara de un patrón, el audio de la radio de la Policía captó cuando Manuel Ellis gritaba "no puedo respirar", informó la cadena televisiva KIRO. De acuerdo con el abogado, esas fueron sus últimas palabras.

Por su parte, el News Tribune aseguró que al minuto de haber llegado los paramédicos al sitio del arresto (luego de la llamada por radio de los agentes), el joven dejó de respirar.

En el video solo aparecen dos oficiales arrestando a Ellis. Sin embargo, el Departamento de Policía de Tacoma identificó a cuatro policías involucrados en la detención. Se trata de Christopher Burbank (34 años), Matthew Collins (37), Masyih Ford (28) y Timothy Rankine (31). Dos de ellos son blancos, uno negro y otro asiático.

Aunque los funcionarios de la Policía fueron puestos en licencia luego del deceso de Ellis, volvieron a trabajar porque no se hallaron violaciones.

Según el portavoz del aguacil, Ed Troyer, los agentes arrestaron a Manuel Ellis porque lo vieron golpear la ventana de otro auto. Posteriormente, se acercó hasta ellos y lanzó al suelo a uno de los oficiales cuando este salió del vehículo.

El Departamento de Policía de Tacoma insistió en que Ellis se resistió al arresto mientras era sujetado. Entretanto, Troyer añadió que no creía que usaran un estrangulador o que pusieran su rodilla en el cuello del hombre.

Ver más