Últimas 15minutos

Equipo de Trump podría introducir demandas hasta en 10 estados por fraude electoral

Para los expertos el voto por correo puede ser la clave para entender el cambio de tendencia en algunos estados bisagra

El equipo legal de Trump se prepara para introducir nuevas demandas por fraude electoral (Chris Kleponis/EFE)

15 minutos. El equipo de campaña del presidente Donald Trump ha introducido 4 demandas ante cortes estatales y ese número podría subir hasta 10 según dijo este domingo su abogado personal, Rudy Giuliani.

"Hay pruebas contundentes de que se trataba de una elección de que en al menos tres o cuatro estados, y posiblemente en 10, fue un robo", afirmó Giuliani, quien recalcó que el presidente no debería "conceder" la victoria al demócrata Joe Biden porque fue lograda con "votos falsos".

Incluso desde antes de la elección, Trump había vaticinado la posibilidad de un fraude, relacionado sobre todo con el voto por correo. Esta denuncia se hizo real desde la madrugada del 4 de noviembre cuando el mandatario vio que se le revertían varios estados bisagra en los que había ganado en las elecciones del 2016.

"No hubo una ola azul, como se predijo, sino una ola roja", dijo refiriéndose a los colores de los partidos demócrata y republicano. "Si cuentan los votos legales, gano fácilmente", dijo Trump.

Votos sorpresa

Debido al coronavirus estas elecciones registraron un un récord en la votación por correo. Para los expertos este tipo de sufragio puede ser la clave para entender el cambio en las tendencias de algunos de los estados bisagra.

Debido en parte a los mensajes de ambos candidatos, los electores de cada bando tenían una clara diferencia en cuanto a su modalidad de voto favorita: los demócratas se volcaron a votar por correo mientras que los republicanos prefirieron hacerlo en persona el día de la elección.

Además de ello, cada estado tiene reglas diferentes para el conteo. En el caso de Florida, por ejemplo, los votos por correo comenzaron a contarlos semanas antes de las elecciones.

Por el contrario, en Pensilvania y Wisconsin, los votos empezaron a contarse el mismo día de las elecciones. Este puede ser el origen de esos "votos sorpresa" a los que se refirió el presidente.

Diferencias con caso Bush

Muchos han comparado este caso con el las elecciones del año 2000 cuando la Corte Suprema le otorgó la victoria a George W. Bush 35 días después. Sin embargo, en esa ocasión la demanda estaba enfocada en un solo estado y estaba dirigida por un solo hombre, el ex secretario de Estado James Baker.

En esta ocasión, las acciones legales del presidente han sido dispersas y no han contado con el liderazgo de un solo abogado.

También está el tema de los fondos. La campaña de Trump parece que se estaría quedando sin dinero para efectuar todas las acciones que tenían planeadas. El jueves pasada el consejero de la Casa Blanca, Pat Cipollone organizó una reunión especial para organizar la recaudación de donaciones.

Por ahora la campaña de Trump ha introducido demandas en cuatro cortes estatales y, según dijeron, planean hacer lo mismo en otros estados como Arizona y Nevada.

Pensilvania

Es la máxima prioridad del equipo legal del presidente. Es el estado que debe ganar para tener aspiraciones a la reelección.

La campaña de Trump denunció dos irregularidades en este estado: La falta de acceso de sus observadores a las salas de conteo y la aceptación de votos por correo después de la jornada electoral.

Este año, debido a la pandemia, una corte del estado, decidió que se aceptarían los votos que llegasen hasta tres días después de las elecciones. Esta sentencia es objetada por los republicanos y su legalidad podría dirimirse en la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Michigan

Michigan fue el primer estado que se le volteó al presidente Donald Trump. El mismo 4 de noviembre su equipo legal presentó una demanda por falta de acceso de sus observadores a las salas de conteo.

El 5 de noviembre, un juez desestimó la demanda, diciendo que se presentó demasiado tarde y que la campaña no logró defender su caso.

Wisconsin

La campaña de Trump exigió un recuento de los votos, basándose en una ley estatal que permite hacerlo si la diferencia entre los candidatos es de menos del 1 %.

Según las leyes del estado la fecha límite para realizar este recuento es el 17 de noviembre. Las autoridades estatales ya confirmaron que la certificación de los resultados oficiales la harán el 1 de diciembre.

En 2016 hubo un recuento en Wisconsin que cambió solo 100 votos.

Georgia

Fue el último estado en recibir una demanda por fraude electoral. La campaña de Trump exige que se desestimen los votos por correo que llegaron después del día de las elecciones.

Según el equipo de Trump un observador del Partido Republicano vio cómo 53 votos emitidos en ausencia habían sido "ilegalmente agregados" a los que habían llegado a tiempo.

El 5 de noviembre, un juez desestimó esta demanda, diciendo que no había "evidencia" de mezcla incorrecta de votos.

Ver más