Últimas 15minutos

EEUU acusó a miembros del movimiento boogaloo de apoyar a Hamás

Michael Robert Solomon, de 30 años, y Benjamin Ryan Teeter, de 22 años, recibieron cargos federales

Recibieron cargos por conspiración e intento de dar ayuda material a una organización terrorista extranjera (Hamás)(Imagen referencial: Wikipedia)

15 minutos. El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó este viernes a dos supuestos integrantes del movimiento extremista 'boogaloo' de suministrar apoyo al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás).

El Departamento de Justicia anunció la presentación de cargos federales contra Michael Robert Solomon, de 30 años, y Benjamin Ryan Teeter, de 22 años.

"Por conspiración e intento de dar ayuda material a una organización terrorista extranjera (Hamás)", según informó el departamento en un comunicado.

Solomon y Teeter fueron arrestados el jueves y realizaron sus primeras declaraciones a primera hora del viernes ante el magistrado Tony Leung en un tribunal de distrito en Mineápolis.

El fiscal general adjunto John C. Demers afirmó que los acusados trataron de usar la violencia contra miembros de la Policía, el Gobierno y contra bienes del Ejecutivo, con el intento de derrocarle.

Puntualizó que además mantuvieron reuniones con presuntos miembros del grupo terrorista Hamás.

"Al pensar que compartían su mismo deseo de perjudicar a Estados Unidos, trataron de unir fuerzas y prestarse apoyo", añadió Demers.

"Michael Solomon y Benjamin Teeter se identificaron a sí mismos como miembros del movimiento Boogaloo", precisó en el comunicado la fiscal Erica MacDonald.

El grupo apoya una ideología violenta y "tiene como objetivo derrocar el Gobierno".

"Los acusados consideran que su visión antigubernamental está alineada con la de Hamás, una organización terrorista extranjera", dijo.

Custodia policial

Los dos implicados en este causa permanecerán bajo custodia policial hasta su audiencia, prevista para el próximo miércoles.

El movimiento 'boogaloo' no se adscribe a una ideología concreta.

Su idea principal, la destrucción del Estado federal estadounidense, acoge desde anarquistas a libertarios, desde neonazis a subgrupos antirracistas, desde miembros de las fuerzas de seguridad descontentos con el rumbo que está adquiriendo la propia institución a enemigos de la brutalidad policial, y a simpatizantes de un amplio espectro de organizaciones extremistas.

Ver más