Últimas 15minutos

Congreso tilda de insuficiente la revisión de seguridad del Max 737

La Cámara de Representantes de EEUU criticó la "cultura de encubrimiento" en el seno de la compañía aeronáutica

Explican que existe una cultura empresarial en Boeing en la que se valora la rapidez de la producción por encima de su calidad (Pixabay)

15 minutos. El modelo 737 Max de Boeing registró numerosos problemas técnicos y la revisión de la Administración Federal de Aviación (FAA) fue "extremadamente insuficiente", indicó hoy la investigación preliminar llevada a cabo por la Cámara de Representantes de EE.UU. tras los accidentes mortales del pasado año.

"La revisión de certificación de los Boeing 737 MAX fue extremadamente insuficiente y la FAA falló en su obligación de identificar problemas de seguridad claves", afirmó el documento.

El reporte criticó, además, la" cultura de encubrimiento" en el seno de la compañía aeronáutica así como la excesiva influencia de Boeing en la agencia reguladora federal que evitó análisis más exhaustivos.

La investigación, iniciada en marzo de 2019, ha sido realizada por el Comité de Transporte de la Cámara de Representantes.

En revisión

Desde que se suspendieron los vuelos de los 737 Max hasta que Boeing decidió cesar su producción el mes pasado, la empresa ha fabricado unas 400 unidades de este avión.

Boeing prohibió la entrega de este modelo después de que las autoridades prohibieran los vuelos del avión tras dos accidentes mortales en Indonesia y Etiopía en los que fallecieron 346 personas.

Mientras las agencias reguladoras y Boeing tratan de resolver los problemas del 737 Max, ninguna aerolínea espera que vuelvan a estar operativos para la temporada de verano.

El pasado año, The New York Times denunció en un extenso reportaje los bajos niveles de calidad en la producción de Boeing, y señaló que había descuidado sus procesos de producción, especialmente en su planta de Charleston (Carolina del Sur), inaugurada en 2009.

Muchas quejas

"En la última década, su fábrica, donde se fabrica el modelo 787 Dreamliner, se ha visto asolada por una producción de escasa calidad y una débil supervisión que han amenazado con comprometer su seguridad", afirma el texto del rotativo neoyorquino.

El medio afirmó entonces haber revisado cientos de paginas de correos internos, documentos corporativos y registros federales, y haber entrevistado a docenas de actuales y antiguos empleados para llegar a esta conclusión.

Apuntaron además que existe una cultura empresarial en Boeing en la que se valora la rapidez de la producción por encima de su calidad, y que el fabricante de aviones presiona a sus empleados para trabajar velozmente a la vez que ignora algunas de las preocupaciones que se plantean.

El artículo revela cerca de una docena de quejas presentadas a organismos reguladores estadounidenses por parte de trabajadores de la empresa por cuestiones de seguridad en las que se describen problemas como producción defectuosa, escombros en los aviones o presiones recibidas para no informar sobre violaciones de la reglamentación.

Más Vistas

Ver más