Últimas 15minutos

Caribeños podrán decir de dónde son en el Censo

El sur de la Florida es hogar de algunas de las poblaciones caribeñamericanas de más rápido crecimiento en el país

En medio de su esfuerzo, los activistas caribeños han debido tropezar con furia y resistencia. Sobre todo, por parte de los afroamericanos (Pixabay)

15 Minutos. Cuando el Censo Nacional de Estados Unidos (EEUU) comience el próximo 12 de marzo, los inmigrantes caribeños, como Felicia Persaud, harán algo que muchos están buscando hacer desde que llenaron su primer cuestionario: identificarse a sí mismos independientemente de cualquiera que sea su raza.

El Censo del 2020 tendrá dos cosas únicas. Primero: las personas podrán responder a las preguntas por internet. Segundo: podrán señalar su identidad étnica o país de origen al tiempo que escogen su raza.

“Podremos decir nuestra historia en algunos números, algo que no habíamos podido hacer hasta ahora”, dijo Persaud, residente de Plantation y activista caribeña. En el 2008 fundó CaribID 2010, una campaña de cabildeo para hacer que el Congreso agregara una categoría especial caribeña o antillana en el Censo.

Los inmigrantes del países caribeños como Haití, Jamaica y otros, llevan mucho tiempo argumentando que sus comunidades -con frecuencia mezclada con afroamericanos- se contaba mal. En realidad, eran mucho más diversas de lo que se refleja en el Censo. La imposibilidad de la comunidad de dar una cifra real afectó un sinfín de cosas. Estas van desde el poder de su voto hasta la habilidad de organizaciones y negocios para obtener patrocinio, anuncios o contratos de corporaciones, señalaron durante años los nacidos en el Caribe.

El sur de la Florida es hogar de algunas de las poblaciones caribeñamericanas de más rápido crecimiento en EEUU. La población caribeña no hispana se estima en unos 861.560 habitantes en el Condado Miami-Dade. Los haitianos van al frente del crecimiento, seguidos por los jamaicanos, según el 2017 American Community Survey. Este es el cuestionario que hizo la Oficina del Censo. En el Condado Broward, el estimado es de 265.278, con los jamaicanos un poco por encima de los haitianos, con 86.845 habitantes y 80.201, respectivamente.

Un poco más al norte, en el Condado Palm Beach, la comunidad caribeña es de 150.343 habitantes. La mayoria de Haití, con 70.197, seguidos por los jamaicanos con 24.212.

No todos a favor

En medio de su esfuerzo, los activistas caribeños han debido tropezar con furia y resistencia. Sobre todo, por parte de los afroamericanos, cuyos activistas argumentan que una categoría separada reduciría las cifras de la comunidad negra. A la vez, la cantidad de fondos federales a los que podrían tener derecho según datos del Censo, que se recogen cada 10 años.

El año pasado, se presentó un gran número de demandas cuando el gobierno del presidente Donald Trump propuso preguntar en la encuesta: “¿Esta persona es ciudadana de Estados Unidos?”. Líderes comunitarios y activistas de inmigración de todo el país afirmaron que permitir que se incluya en el cuestionario una pregunta semejante podría llevar a cifras erróneas.

Ahora, a pocos días de que se inicie el Censo, las casas comenzarán a recibir una tarjeta el 12 de marzo donde se les invita a visitar el portal en la internet o llamar un número telefónico con 13 idiomas disponibles para llenar la planilla. Entretanto, los activistas y varias organizaciones le piden al público que “se pongan de pie para que los cuenten”.

Además de usarse para asignar un estimado de 1.500 trillones de dólaes anuales en fondos federales basándose en cifras de la población, los datos del Censo se utilizan para estudiar la ubicación de los distritos electorales y la redistribución de escaños en el Congreso y votos en el Colegio Electoral.

Al cabo de años de estar en la “otra categoría”, a la hora de llenar la planilla, Persaud, que es de la raza negra y de la asiática también, dijo que está ansiosa por ser la primera vez que también reclama su otra identidad. “Soy guyanesa. Esos son mis ancestros y mi nacionalidad”.

Ver más