Últimas 15minutos

Murió a los 52 años la leyenda de los Cowboys y la NFL, Larry Allen

Considerado uno de los mejores linieros ofensivos de la historia, jugó 14 temporadas en la máxima categoría del fútbol americano

Allen falleció mientras estaba de vacaciones con su familia en México (Dallas Cowboys.com)

15 minutos. Larry Allen, considerado uno de los mejores jugadores en la historia de los Dallas Cowboys y de la NFL, murió este domingo a los 52 años.

Allen falleció mientras estaba de vacaciones con su familia en México.

Incluido como miembro del Salón de la Fama en su primera votación en 2013, Allen fue miembro del equipo All-Decade tanto en los años 1990 como en los 2000. De 1994 a 2007, Allen jugó 14 temporadas en la NFL, incluidas las primeras 12 con los Cowboys.

Allen es uno de los tres Cowboys en la historia del equipo con selecciones de dos dígitos al Pro Bowl. Tuvo 10 Pro Bowls y siete selecciones All-Pro con los Cowboys. Allen terminó su carrera como jugador con los 49ers y obtuvo su undécimo Pro Bowl en 2006.

Comunicado de los Cowboys sobre la muerte de Allen:

Los Dallas Cowboys están muy tristes de compartir que la leyenda de los Cowboys, campeón del Super Bowl, miembro del Anillo de Honor de los Cowboys y miembro del Salón de la Fama del Fútbol Americano Larry Allen falleció repentinamente mientras estaba de vacaciones en México con su familia el domingo. Larry, conocido por su gran atletismo y su increíble fuerza, fue uno de los linieros ofensivos más respetados y consumados que jamás haya jugado en la NFL. Su versatilidad y confiabilidad también fueron partes distintivas de su carrera. A través de eso, continuó sirviendo de inspiración para muchos otros jugadores que definieron lo que significaba ser un gran compañero de equipo, competidor y ganador.

Versatilidad y fuerza bruta

Seleccionado en la segunda ronda del Draft de la NFL de 1994 procedente de Sonoma en California, Allen rápidamente mostró al mundo su asombrosa combinación de tamaño y fuerza.

Sin embargo, fue otro rasgo (la velocidad) lo que probablemente lo llevó al mapa de la NFL desde el principio.

Durante un partido de Monday Night Football en Nueva Orleans durante su año de novato en 1994, Allen persiguió al apoyador de los Saints, Darion Conner, después de una intercepción, tacleándolo por detrás para salvar un touchdown. Los locutores de la MNF quedaron impresionados por la velocidad de Allen y su rapidez para su tamaño.

Pero en su mayor parte, fue la fuerza de Allen la que más se destacó. Conocido por hacer press de banca con más de 700 libras durante una temporada baja a principios de la década de 2000, Allen dominó a sus oponentes con su fuerza bruta.

Además, también era bastante versátil, lo que demostró al principio de su carrera cuando pasó de guardia a tackle. Después de tres selecciones al Pro Bowl entre 1995 y 1997 como guardia, Allen pasó a ser tackle para la temporada de 1998 y también obtuvo honores de Pro Bowl y All-Pro ese año. Finalmente volvió a ser guardia, donde podría decirse que es uno de los mejores que jamás haya desempeñado esa posición.

Allen fue uno de los siete guardias incluidos en la lista de los 100 mejores jugadores de la NFL que salió a la luz en 2019.

Ver más